Dos nuevos quesos en Cantabria

Queso 'Flor de Trébol' y 'Nata Cantabria' La presentación oficial se celebró el martes día 4, a la que asistió el consejero Jesús Oria

J. M.ª RODRÍGUEZ LINARES
De izquierda a derecha, el director de la empresa, José Luis Thomas; el consejero Jesús Oria  y el asesor quesero Jordi Feliu. / FOTOS: J. M. R. L./
De izquierda a derecha, el director de la empresa, José Luis Thomas; el consejero Jesús Oria y el asesor quesero Jordi Feliu. / FOTOS: J. M. R. L.

El martes se presentaron los dos nuevos quesos 'Flor de Trébol' y 'Nata Cantabria' elaborados por la prestigiosa empresa de lácteos 'La Bien Aparecida', que en breve estarán en los lineales de los supermercados. En el acto, que comenzó a las 11,30 horas de la mañana en la granja de Carasa, estuvo presente el director de la empresa, José Luís Thomas, acompañado del consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, Jesús Oria, y del asesor quesero, Jordi Feliu.

La presentación de estos dos nuevos productos coincide con el VIII aniversario de la empresa cántabra y responde, tal y como explica su director, "a una idea que siempre hemos tenido en mente, la de realizar un queso de pasta blanda". Mañana se darán a conocer los quesos Flor de Trébol y Nata Cantabria Bien Aparecida. Con este último, explica Thomas, «aportamos una vuelta a la más pura tradición, innovando en otros aspectos como su formato y presentación, un packaging muy atractivo que sigue la línea de los productos que hemos desarrollado hasta el momento». El desafío de Bien Aparecida es abarcar a corto-medio plazo el mercado nacional de quesos con dos buenas aportaciones «a la rica cultura gastronómica de la región», señala el director, manteniéndose fieles a la filosofía de Bien Aparecida, «productos de gran calidad hechos con la leche de nuestras vacas».

Bien Aparecida, como marca de productos lácteos, surge en el año 1999 en el seño de una familia ganadera que, desde la década de los años 80, cría su ganado en una finca de Carasa. La granja Bien Aparecida fue la primera granja española certificada por ECAL (Entidad Certificadora de Alimentos de España, ahora Applus+), como productores de leche certificada de granja.

El empresario

José Luis Thomas es un empresario cantabro dedicado de lleno al mundo de los lácteos. A día de hoy produce uno de los yogures de más calidad del país y ahora añade a su 'repertorio' dos extraordinarios quesos. No en vano sus yogures han sido seleccionados para ser utilizados en las cocinas de nuestros mejores restaurantes (Jesús Sánchez, Cenador de Amos; Fernando Sainz de la Maza, El Serbal). Pero también cocineros de la talla de Ferran Adria o Pedro Subijana, ambos con tres estrellas Michelin, confían día a día en los productos que esta marca cantabra produce. Así mismos el Exmo. Ayto. de Santander lleva ya dos años confiando los lácteos de sus desayunos de Baños de Ola a la Bien Aparecida.

-¿Cuáles son en tu opinión los pilares básicos para conseguir que productos de este tipo funcione en el mercado?

-Puede parecer un tópico pero nuestra única arma frente a los grandes monstruos de la industria láctea es la calidad .Después viene la distribución directa de todos nuestros productos, es decir, un buen servicio a nuestros clientes de manera que cualquier producto 'Bien Aparecida' está colocado en los lineales de las tiendas entre 24 y 48 horas después del ordeño de nuestras vacas. Esto es impensable para cualquier industria convencional.

-¿Cómo decidiste comenzar a fabricar lácteos?

-Vimos que había un pequeño nicho de mercado si éramos de capaces de hacer un gran producto que trasladase al consumidor la extraordinaria leche que producían nuestras vacas en nuestra granja de Carasa .El hecho de tener la producción totalmente integrada (pastos-vacas-ordeño-producción y distribución) nos daba una ventaja con respecto a los productos convencionales y teníamos que aprovecharla.

-¿Cómo definirías tú el tipo de yogures y quesos que produces?

-Puede parecer otro tópico, pero en nuestro caso no lo es. Nuestros yogures son naturales. Los yogures y quesos convencionales no lo son. Nosotros no sometemos a la leche a ningún proceso de desnaturalización .No añadimos ,ni quitamos, ni agregamos, ni recomponemos, ni hacemos ningún proceso que desnaturalice el producto. Solo pasterizamos la leche recién ordeñada de ese mismo día y añadimos los fermentos del yogur o los cuajos para cortar la leche y hacer el queso. Nada más. Además tenemos la trazabilidad perfectamente controlada, ya que controlamos todas las fases del proceso productivo desde la hierba que comen las vacas cada día pasando por el control vaca por vaca, el ordeño, el proceso productivo y la distribución directa a las tiendas. Todo lo hacemos nosotros, esto es lo que nos diferencia y lo que nos da ese plus de calidad .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos