Munitis: «Jugar en Europa con la camiseta del Racing significaría haberlo conseguido todo»

«Dentro de la plantilla andamos locos por brindar a la afición algo grande, y por ello vamos a trabajar» «Ahora mismo no le puedo pedir más a la vida»

A. SANTAMARÍA
Pedro Munitis, ayer, en la redacción de El Diario. / CELEDONIO/
Pedro Munitis, ayer, en la redacción de El Diario. / CELEDONIO

Afirma que está viviendo el mejor momento de su vida, tanto personal como profesional. Asegura que el secreto de este Racing está en el compromiso del vestuario y en el trabajo que realizan la plantilla y el cuerpo técnico. Y adelanta que, aunque la da algo de vértigo mirar al futuro, jugar con la camiseta del Racing en Europa significaría haberlo conseguido todo. Es Pedro Munitis, en conversación con EL DIARIO.

-¿Cuál es el secreto de este Racing?

-En esto del fútbol hay pocos secretos. Yo creo que es un equipo que trabaja muy bien, mucho, que tiene las ideas muy claras de lo que somos, de la manera que tenemos que jugar... y poco más.

-¿Crees que esta temporada es una continuidad de la anterior? A nadie se le escapa que el año pasado, con Miguel Angel Portugal, se jugaba de una forma muy diferente a la que se actúa con Marcelino García Toral.

-Es distinto. Hay una continuidad en cuanto al orden, al trabajo, y ahora se han agregado otras cosas que nos están viniendo muy bien. El juego es totalmente distinto pero el orden defensivo y el compromiso de la gente prosigue. Estamos manteniendo las cosas buenas de la temporada anterior y agregando otras muy buenas que ha traído el cuerpo técnico nuevo.

-Pero ha habido muchos cambios en la plantilla.

-Sí, es cierto. Pero yo creo que tenemos un muy buen grupo de trabajo, de compromiso, y creo que cada vez más somos capaces de trasladar al campo lo que el míster trata de trasmitirnos. Poco a poco somos cada vez mejor equipo.

-Y siempre con Pedro Munitis con una participación activa. El año pasado asociándose con Zigic y este, bien con Smolarek, bien con Tchité.

-Me encuentro muy bien. Pero digo lo mismo: si algo bueno tiene este equipo es que nadie sobresale por encima de nadie, que somos un grupo fuerte y cada uno sabemos lo que tenemos que hacer. Prima por encima de las individualidades el grupo.

-Se habla mucho de la plantilla, del técnico... ¿Quién crees que tiene mayor responsabilidad en la trayectoria del equipo?

-Yo creo que es el conjunto. Nadie sobresale por encima de nadie, pero también tenemos la suerte de tener a un grandísimo entrenador. Nosotros tratamos de trasladar al campo lo que él trata de trasmitir, se consiga unas veces y otras no. Pero la predisposición del equipo es siempre muy buena.

--Todo el mundo destaca el compromiso, la solidaridad y hasta la humildad del vestuario.

-Puedes tener un grandísimo entrenador, pero si el jugador no quiere o no puede es muy complicado que haya resultados. Actualmente los jugadores estamos al cien por cien con el míster, creemos a ciegas en lo que él nos trasmite y las cosas están yendo bien. Se están juntando muchos ingredientes para que esto salga de la manera que está saliendo.

-Tú que eres un hombre con experiencia, que has estado en equipos como el Real Madrid, Deportivo, Racing anteriormente ¿éste es el mejor vestuario que te has encontrado?

-Tenemos un grupo muy bueno. Cada vestuario es distinto, pero éste es muy manejable para la gente que viene a trabajar con nosotros. Aceptamos el trabajo de buen grado, tratamos de mejorar -que sabemos que todavía hay mucho que mejorar y que aprender- y eso es bueno. Es un vestuario muy poco conformista. Incluso, perdiendo el otro día en el Santiago Bernabéu, que en teoría puede entrar dentro de lo previsible, la gente estaba muy fastidiada y quería darle la vuelta a esa situación- Todo esto es muy bueno para el grupo.

-¿El vestuario confía en las posibilidades del equipo?

-Somos conscientes de que nuestro primer objetivo es mantener la categoría, aunque viendo cómo va todo y si lo conseguimos pronto, debemos ser ambiciosos e ir a por ello. De las cosas buenas que tiene el míster es que prevé las situaciones antes de que sucedan. No deja que nos agrandemos y que nos durmamos. Siempre está ahí, dándonos caña, y eso positivo.

-¿Cuáles crees que son las diferencias entre este vestuario y los que has conocido en el propio Racing, Deportivo o Real Madrid?

-Aquí todos estamos al mismo nivel. No hay ninguna estrella, todos somos obreros, todos sabemos el papel que tenemos dentro del equipo, y eso es buenísimo.

-Lo que está claro es que en el vestuario del Racing no hay 'ovejas negras'.

-No. Por suerte está todo muy bien.

-El equipo está sexto en la clasificación. Únicamente tres derrotas en todo el campeonato... ¿Hasta dónde puede llegar este Racing?

-No tengo una bola de cristal para saber hasta donde podemos llegar. Sé lo que estamos haciendo hasta el momento. Llevamos muchos partido y estamos ahí, en la sexta posición. Y eso es por algo, no es fruto de la casualidad. Puedes estar ahí tres o cuatro partidos, pero con las jornadas que llevamos seguimos ahí y tenemos que seguir igual. Hay que trabajar con la misma intensidad, sabiendo que hay que mejorar. Y no sé hasta donde puede llegar. Sí creo que cada partido que pasa el equipo mejora. No sé donde estará el techo del equipo.

-Lo que sí está ofreciendo el equipo son grandes sensaciones. Solidez defensiva, rentabilidad máximo a los goles. Mejora día a día.

-El equipo está con mucha confianza, cree mucho en sus posibilidades. El míster trata de inculcarnos que lo que se hace en los entrenamientos luego sale en los partidos, y lo estamos viendo. Entrenamos cada vez con más concentración y tratando de aprender cada día más. Hay que ser súper humildes y pensando que este equipo todavía puede ir a más.

-¿Te imaginas un Racing en Europa, jugando con el equipo una competición europea?

-Ahora mismo, quedando tantos partidos por delante, me da un poco de vértigo. Me gusta ir partido a partido, pensando que solamente nos jugamos tres puntos. Pero todos, en nuestras casas, cuando estamos tranquilos, también soñamos. Para mi sería un sueño poder jugar en Europa con el Racing. Significaría haberlo conseguido todo.

-La afición sí que está ilusionada.

-Pero no sólo este año. Ya el año pasado lo que vivimos aquí, la comunión que había entre afición y equipo no lo había vivido nunca. Y este año se ve acrecentado. Es muy positivo. Tenemos que ir por esa línea, que la gente cada vez sienta más su equipo, esté más orgullosa. Y esto mucha culpa la tiene también porque en casa cada vez somos un equipo más sólido y fuerte.

-¿Qué valoración haces de la gestión que se está realizando desde que han llegado los nuevos propietarios al club?

-Yo creo que la estabilidad es muy importante para que el jugador sólo tenga que pensar en jugar al fútbol y no en otras cosas. Cada uno tiene que ejercer la faceta que le toque. Lo nuestro es entrenar y jugar. El entrenador, ordenarnos. Y en el club, hacer las gestiones. Ahora mismo está muy bien repartido.

-¿Crees que esta estabilidad es la que le faltaba al Racing?

-Es muy importante, está claro. Hay que pensar sólo en hacer tu trabajo, sin distraerte con otro tipo de cosas.

-Y Munitis ¿cómo está?

-Bien, fantástico. Ahora mismo no puedo pedir nada más a la vida. Estoy donde quiero estar. La gente está con nosotros a muerte. Me encuentro en un momento futbolístico y personal fantástico. No le puedo pedir más a la vida.

-¿Qué diferencias hay entre este Munitis y el de la etapa anterior?

-Estoy mucho más sereno, más maduro, mucho más 'disfrutón'. Antes me comía más la cabeza y ahora trato de disfrutar más de las cosas.

-Te has convertido en el ídolo del racinguismo.

-Me siento súper querido. Cómo me ha despedido la afición en los últimos partidos es muy importante para mi. Noto que la gente me quiere. Estoy en mi casa, con el cariño de mi gente.

-Y hasta cuando vamos a tener Pedro Munitis

-Espero que mucho. Soy muy pesado. Y quiero disfrutar del fútbol, que cada vez me apasiona más.

-Un mensaje para la afición del Racing.

- Que siga igual. Para nosotros es muy importante su apoyo. La comunión que hay entre afición y equipo es fundamental. Los momentos malos que tenemos son ellos los que hacen tirar para adelante. Y que desde dentro de la plantilla andamos locos por brindarles algo grande y por ello vamos a trabajar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos