El Lobos visita al Rosalía y debe vencer para olvidar su crisis

E. V.

El Lobos jugará el último partido del año ante el recién ascendido, Beirasar Rosalía de La Coruña, a partir de las 21.00 de la tarde de hoy. El Lobos se muestra muy motivado después de su victoria ante el Alicante, y no quiere volver a caer en la racha negativa que le ha llevado a los últimos puestos de la clasificación.

El combinado gallego realizó un comienzo de liga espectacular, aunque ha perdido un poco de fuelle en las últimas jornadas como consecuencia de las lesiones de sus hombres más importantes. En la actualidad están clasificados en el décimo lugar, con siete victorias, tres más que el equipo de Mateo Rubio.

La única preocupación de la escuadra rojinegra es el estado de salud de Ryvon Covile. El norteamericano se produjo un esguince de tobillo en el choque ante Alicante Costa Blanca y es seria duda para este encuentro.

Por su parte, el técnico del Lobos considera clave este encuentro en tierras gallegas para confirmar por completo su recuperación. «Sin duda, tenemos que ser conscientes de a quién hemos ganado, no solo fijarnos en la victoria, sino en la entidad del rival. Esto nos debe reportar la confianza necesaria para pensar que si pudimos jugar así ante un gran equipo como Alicante, podemos hacerlo así con cualquiera», comentó Mateo Rubio. Del rival de hoy destacó que «cuenta con varios jugadores que pueden ocupar diferentes posiciones y unos sistemas de juego poco habituales».