Detenido un castreño que navegaba con 600 kilos de cocaína en un velero

En la operación, llevada a cabo por la Policía Nacional, fueron retenidas otras seis personas, dos de ellas en el mismo barco y otras cuatro en Madrid

REDACCIÓN
La droga intervenida con destino al puerto de Las Palmas. / DM/
La droga intervenida con destino al puerto de Las Palmas. / DM

J.M.D.A., de 62 años y natural de Castro Urdiales, es uno de los siete detenidos en una operación llevada a cabo por la Policía Nacional y que culminó con el apresamiento de un velero, el 'Lazy bones', de bandera británica, en el que viajaban 600 kilos de cocaína con destino a España. El castreño formaba parte de la tripulación del barco, en el que también fueron apresados J.R.D., de 47 años y nacionalidad francesa, y J.R.D., nacido en Novara (Italia). Según una nota de prensa del Ministerio del Interior, el estupefaciente había sido trasvasado desde otra embarcación en las proximidades de la isla caribeña de Antigua.

En Madrid, y en relación con esta importante operación, denominada 'Santiago', agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la Udyco Central detuvieron a cuatro personas más: E.A.G., de 42 años, de Venezuela; E.G.P., de 46 años, de Colombia; J.C.G., de 37 años, de República Dominicana, y C.R.C., de 28 años, colombiano.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de noviembre del pasado año. Los agentes detectaron la presencia de un grupo de origen sudamericano, afincado en Madrid, dedicado a la introducción en España de importantes cantidades de cocaína por vía marítima, a bordo de embarcaciones de recreo. Las primeras investigaciones permitieron determinar que, desde un punto de la costa española, el velero 'Lazy bones' había partido con destino a aguas del mar Caribe. El objetivo era cargar una importante cantidad de cocaína con destino a nuestro país.

Posteriormente se pudo comprobar que, a mediados del mes de diciembre, el velero junto con sus tres tripulantes había llegado a la isla de Antigua. Allí, se pusieron en contacto con miembros de la organización proveedora de la droga así como con uno de los detenidos en Madrid, que había viajado hasta ese lugar para coordinar las labores de carga de la cocaína en el velero.

Tras ultimar los detalles de la carga y de la última fase del transporte, el barco inició su singladura con destino a un punto próximo a Antigua donde otra embarcación le trasvasó el estupefaciente. Después continuó su viaje de regreso a España por la ruta existente entre las islas de Azores y Madeira.

Una vez que se confirmó la carga ilegal en la embarcación, se solicitó a través del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) que coordinase las labores de apoyo marítimo y aéreo con la finalidad de detectar, identificar y abordar el velero.

Tras ser localizados por una aeronave del Ministerio de Defensa Español, fueron abordados entre Azores y Madeira por un equipo de asalto del GEO que se había trasladado hasta ese punto a bordo de la patrullera 'Fulmar' del DAVA de la Agencia Tributaria. En el interior del 'Lazy bones' se encontraron varias bolsas que contenían en su interior 600 paquetes de cocaína de un kilo de peso cada uno.

La operación continua abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Se han practicado hasta el momento dos entradas y registros en los domicilios de los detenidos en Madrid, en los que se han intervenido: 35.000 euros en metálico, documentación que acredita la implicación en los hechos de los detenidos en Madrid, numerosos teléfonos móviles, entre ellos los que mantenían contacto con el velero, dos ordenadores y tres vehículos.

Desconocido

En Castro Urdiales, ayer, se desconocía la identidad del detenido, si bien quedó descartada cualquier vinculación del velero con este puerto cántabro.