La iglesia gótica de Castro está 'enferma'

Preocupación entre la ciudadanía castreña por el precario estado del templo de Santa María de la Asunción que padece el llamado 'mal de la piedra'

ABEL VERANO
La iglesia de Santa María de la Asunción es para Castro Urdiales y sus vecinos como la 'niña de sus ojos'. / ABEL VERANO/
La iglesia de Santa María de la Asunción es para Castro Urdiales y sus vecinos como la 'niña de sus ojos'. / ABEL VERANO

Durante los últimos días, tanto en Castro Urdiales como en Santander se están haciendo continuas alusiones al mal estado de la iglesia de Santa María de la Asunción. Y es que este templo gótico del siglo XIII padece el conocido 'mal de la piedra'. Las partículas contaminantes, los residuos de combustibles no quemados y el polvo están realizando una labor destructora en este histórico edificio. La contaminación se alimenta de los componentes de la piedra, transformando lentamente la piedra en arena.

Ante esta situación, las administraciones públicas se pusieron manos a la obra el año pasado para elaborar un plan director de rehabilitación integral de la iglesia. Desde la Consejería de Cultura señalan que el Ministerio de Cultura ha recepcionado recientemente el Plan y que una vez que se remita a la propia Consejería, ésta deberá estudiarlo, para conocer cuáles son la puntualizaciones y recomendaciones del mismo y qué actuaciones se plantean para la ejecución de la restauración.

En CastroUrdiales, tanto los vecinos como los representantes municipales en el Consistorio municipal, están muy preocupados porque ven pasar los días y no ven esos andamios que para todos indicarían el 'pistoletazo de salida' del comienzo de la tan necesitada y demanda rehabilitación.

Por su parte, José Manuel Ortiz, párroco de esta iglesia, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1931 y que este año cumple 800 años desde que comenzó a construirse, considera que el edificio está muy deteriorado sobre todo por la parte sur y este, y las columnas y capiteles que sostienen parte de los arbotantes de la zona Oeste. Además, la parte superior del tejado del edifico también se encuentra muy deteriorada.

Cuando se habla de la iglesia de Santa María de la Asunción, es inevitable salir a la calle y recoger la opinión de los castreños. En la ciudad todo el mundo coincide en que el templo debe rehabilitarse con urgencia, porque nadie se imagina una postal de Castro Urdiales sin Santa María. Incluso, el sacerdote castreño reconoce que ha recibido varias quejas de los vecinos ante el mal estado del edificio. La voz de alarma está dada y sólo queda esperar que los plazos no se alarguen más.

Fotos

Vídeos