Arquitectos de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla-León premian a Hernández Morales

El veterano profesional, afincado en Santander desde el año1944, ha recibido el premio ARQAno en su primera convocatoria bianual

JUAN CARLOS FLORES-GISPERT
Edificio Capitol, en la calle San Fernando. / MIGUEL DE LAS CUEVAS/
Edificio Capitol, en la calle San Fernando. / MIGUEL DE LAS CUEVAS

El veterano arquitecto Ángel Hernández Morales ha sido galardonado con el I Premio de Arquitectura ARQAno por la diversidad y calidad de su obra construida. El premio ARQAno 2007 fue convocado conjuntamente por los Colegios Oficiales de Arquitectos de Asturias, Cantabria, Castilla y León Este y Galicia y León. Tiene periodicidad bianual y, como objetivos primordiales, la difusión y el reconocimiento público del trabajo de arquitectos.

Hernández Morales es uno de los arquitectos que han dejado una amplia huella en Cantabria, donde ha desarrollado una dilata vida profesional y donde tiene grandes muestras de su genio creador, edificios que quedan para el recuerdo de generaciones de cántabros. El premio concedido a Hernández Morales tiene también entre sus fines el fomento de las relaciones profesionales y el conocimiento mutuo entre los arquitectos pertenecientes a los colegios de arquitectos convocantes.

Hernández Morales nació el 8 de agosto de 1911 en Jaraiz de la Vera (Cáceres). Estudió Arquitectura en la Escuela de Madrid, recibiendo una sólida formación, teniendo como profesores entre otros a Fernando García Mercadal, Luis Blanco Soler y Leopoldo Torres Balbás. Se tituló en 1940, doctorándose en 1959. En el mismo año 1940 obtiene, en concurso nacional, la plaza de arquitecto municipal en el Ayuntamiento de Huelva, cargo que desempeñó hasta 1944, realizando sus primeras obras: un puente, dos fuentes ornamentales, la apertura de una de las avenidas principales de la ciudad, la estación de autobuses....

En esos años participa en varios concursos de ámbito nacional, obteniendo diversos galardones. En 1940, el primer premio en el Concurso de Propuestas de Cuarteles, promovido por Regiones Devastadas, y otro primer premio en el concurso del Instituto de Higiene en Ávila, en colaboración con Luis Cabrera Sánchez. En 1941 obtiene el primer premio en el Concurso del Establecimiento Psiquiátrico de Lérida, en colaboración con el mismo Luis Cabrera y el profesor de la Facultad de Cádiz, Eduardo Gija Morales. También obtiene un accésit en el concurso para el Hospital de Oviedo, en colaboración con el mismo compañero.

1944 y Cantabria

Posteriormente, en sendos concursos nacionales, obtiene en 1943 la plaza de arquitecto municipal de Sevilla, renunciando voluntariamente, y en 1944 la de arquitecto de la entonces denominada Diputación Provincial de Santander, cargo que desempeña hasta su jubilación en 1981. Desde 1944 queda Hernández Morales vinculado definitivamente a Cantabria, con la que ya le unía un cierto afecto nacido tras un viaje con Luis Cabrera en el verano del 33, en el que estudiaron la arquitectura popular recorriendo numerosos pueblos.

Desde ese año de 1944 vive y realiza la mayor parte de su obra en nuestra región, con algunos trabajos esporádicos en el exterior, unos relacionados con su actividad de aviador, varios aeropuertos, y otros obtenidos por concurso, como la plaza de Ignacio Zuloaga, en San Sebastián. Hoy, Hernández Morales es un genio jubilado que vive en Santander, ciudad jalonada de sus obras.

En 1950 redactó las Normas Generales de Urbanización para la provincia de Santander. Posteriormente redactó los planes de ordenación de Sarón, Los Corrales de Buelna, las playas de Castro-Urdiales y Oriñón... y el Plan Comarcal de Santander.

Fotos

Vídeos