Los cántabros podrán participar en el control ambiental de los ríos

Las acciones se coordinarán a través del Proyecto Ríos, en el que ya hay 40 grupos de voluntarios interesados

E. P. |SANTANDER
El río Ebro a su paso por Nestares./DM/
El río Ebro a su paso por Nestares./DM

Se trata de la primera fase de aplicación en Cantabria del Proyecto Ríos, una iniciativa de voluntariado ambiental impulsada por la asociación Hábitats en la que ya se han mostrado interesados 40 grupos y personas individuales de la región y que se pondrá en marcha a lo largo de los próximos meses.

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, acompañado del director del CIMA, Juan Carlos Guerra, presentó hoy el proyecto que, según dijo, pretende pasar "de las palabras a los hechos" en la participación ciudadana y hacer que los cántabros "metan los pies en los ríos".

El Proyecto Ríos, que ya se desarrolla en otras comunidades como Cataluña, Madrid o Galicia, consta de dos líneas de participación. La primera de ellas es la correspondiente a la inspección de ríos para hacer un seguimiento de su estado.

Esta es la fase que comienza ahora en Cantabria y se completará más adelante con la fase de adopción de un tramo de río, en las que los voluntarios ambientales irán más allá en su compromiso y asumirán también labores de intervención, actuación o plantación, por ejemplo.

La fase de inspección, que se pondrá en marcha hacia mediados de abril, consiste en asignar a cada voluntario o grupo de voluntarios un tramo "mínimo" de 500 metros de río --ampliable en función de las capacidades de cada grupo-- para inspeccionar su estado en dos campañas, una en primavera y otra en otoño.

El CIMA, que coordina el proyecto en la región, les aportará primero la formación necesaria y después los materiales para realizar la toma de muestras y los controles. Todos los datos recabados por los voluntarios serán trasladados después al CIMA, con el objetivo de elaborar un informe anual.

Hasta el momento, ya hay 40 grupos o personas individuales que han mostrado su interés en sumarse al proyecto, pero se espera aumentar la cifra con la presentación pública del proyecto. Para el consejero, llegar a 60 ó 70 grupos sería "todo un éxito".

Puede participar todo aquel que esté interesado, para lo cual deberá dirigirse al CIMA. Las inscripciones podrán realizarse en cualquier momento del año. Además, se ha creado una página web con toda la información sobre el proyecto (www.proyectorioscantabria.com).

Calendario

La presentación pública de este proyecto será el próximo 14 de febrero, a las siete y media de la tarde, en el salón de actos del CIMA. Prácticamente dos semanas después comenzarán los ciclos formativos para los voluntarios y a finales de marzo se iniciarán las salidas formativas a los ríos, para poder empezar ya la campaña de inspección a mediados de abril.

Además de las dos campañas de inspección de primavera y otoño, el proyecto incluye una romería fluvial para que se conozcan los voluntarios.

Para el mes de diciembre se espera poder elaborar ya el primer informe de calidad que el consejero confió en que tenga el "rigor científico y calidad suficiente" para que tenga continuidad.

800 kilómetros de ríos

Según señaló el consejero, en Cantabria hay unos 800 kilómetros de ríos, pero si se cuentan los de menos importancia y regatos suman más de 4.000 kilómetros, lo cual hace difícil asegurar el seguimiento y control sólo con los medios de la Consejería.

Respecto a su estado, Martín recordó que sólo tres tramos tienen una calidad regular o mala, la cuenca baja del Saja-Besaya, la del Pas y la desembocadura del Río Campiazo en la ría de Ajo. En el caso del Pas, espera que la situación mejore con la depuradora de Quijano, mientras en Campiazo confió en que en "pocos días" se liciten ya las obras para el saneamiento de Meruelo y su conexión con la depuradora de San Pantaleón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos