Racing: 18.888 abonados

El club creará una lista de espera para la próxima temporada El apartado social, la otra clave que ha hecho posible batir récords

J. AHUMADA
La Vaca Tula, la nueva mascota del Racing, está loca de contenta con el éxito del equipo. / DANIEL PEDRIZA/
La Vaca Tula, la nueva mascota del Racing, está loca de contenta con el éxito del equipo. / DANIEL PEDRIZA

Ya no quedan asientos libres. El Racing entregó ayer su carné 18.888, el que fija el número máximo de abonados que el club puede tener para reservar las plazas mínimas que debe destinar a los equipos visitantes, los integrantes de las secciones inferiores, los escolares o los colectivos benéficos y de interés social. En realidad, el Racing informó de que ha conseguido arañar un poco más de sitio ante la UEFA para llegar a una cifra redonda, los 19.000, que a estas marchas se quedará corta en poco tiempo.

Más del doble

En los últimos veinte años se ha duplicado en número de carnés, desde los 8.140 de la temporada 1987/88 a los 19.000 con que se cerrará la actual. ¿Quién hubiese creído en la campaña 90/91, con 3.756 socios, que el graderío llegara a quedarse pequeño?

Es imposible desvincular el desconocido entusiasmo de la afición por el equipo de sus éxitos deportivos, que comenzaron a intuirse la pasada temporada y que ésta lo mantiene en puestos europeos, iniciada ya la segunda vuelta del campeonato, y clasificado para las semifinales de la Copa del Rey, hazaña nunca vista en la historia del club.

Pero ha habido otros ingredientes que han contribuido a un guiso tan sabroso. Condimentos que sólo ahora adquieren todo su fundamento. La lista es larga: empieza con el nombramiento de un consejero para reforzar los lazos con los aficionados y con la región, y sigue con una canción de Bustamante para la captación de abonados; la Vaca Tula, primera mascota del equipo; las ofertas de carnés para empresas, o campañas exitosas como la navideña 'Regala Racing'; el regalo de bufandas, en el que participó EL DIARIO; la apertura del palco no sólo a los VIP; el vídeo de la historia del Racing así hasta llegar a la última, la exposición 'Siempre Racing', inaugurada recientemente en el Palacete del Embarcadero. Todo para cocinar un récord de abonados hasta hace poco inimaginable, y al que ha contribuido de forma decisiva esa atención al público.

No hay límites

Para un Racing ya acostumbrado a romper moldes, ni siquiera esto es bastante. Pretende que sea la sociedad la que marque los límites, así que el club sigue preparando proyectos, como el que dará origen a la Fundación Racing de Santander, que potenciará el lado social de la entidad, o, con carácter más lúdico, la organización de una gran fiesta de fin de temporada que quiere convertirse en tradición. Eso, cuando aún no se sabe en qué puede terminar la esperanzadora andadura del equipo en la Copa.