Rajoy critica a los artistas «untados» que respaldan la candidatura socialista

Afirma preferir a los que tienen que usar «mucho arte» para llegar a fin de mes

M. M.
Rajoy, durante el acto celebrado en Don Benito. / EFE/
Rajoy, durante el acto celebrado en Don Benito. / EFE

Mariano Rajoy expresó ayer en un mitin en Don Benito (Badajoz) su rechazo a los cineastas y cantantes que el sábado presentaron en Madrid la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) y pidieron el voto para el candidato socialista. El aspirante del PP a presidir el Gobierno aseguró que son «cuatro caras» de intelectuales «untados2 por el PSOE que sólo buscan mantener privilegios como el cobro del llamado canon digital, que percibe la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) cada vez que un ciudadano compra un teléfono móvil, una caja de cedés o una memoria para su ordenador.

Ante 5.000 simpatizantes que llenaron el Pabellón Municipal de la localidad pacense, Rajoy acusó a los artistas de querer vivir «a costa del dinero que pagan todos los españoles», y aseguró que si llega a gobernar suprimirá el canon digital. Esa declaración fue saludada con vítores por los asistentes al acto, que corearon consignas como «No al canon» y «Oa, oa, oa, Rajoy a La Moncloa».

El candidato del PP resaltó que el sábado, en la presentación de la plataforma PAZ en el Círculo de Bellas Artes, los artistas afines al PSOE calificaron a los votantes del PP de «turba mentirosa» y de «estúpidos». Rajoy les acusó de poner en marcha una «campaña del miedo» y de practicar la «demagogia». Aseguró que esa táctica «ya no cuela» porque «el PP es el partido de Angela Merkel y de Nicolas Sarkozy, el partido del corazón de Europa, y ellos son los que ayer estaban haciendo esfuerzos sobrehumanos para mantener sus privilegios a costa de la mayoría de los españoles».

El jefe de filas de los 'populares' aseguró que el actual Gobierno es «el peor de la democracia desde 1977» porque «ha traicionado a sus votantes con lo que ha hecho con España en la negociación con ETA y no ha abordado los problemas reales de la gente».