«La Liga es el mejor entrenamiento para la Copa»

«En el último partido no había recambios para oxigenar la plantilla» «Esta semana nuestro objetivo es recuperar tres o cuatro jugadores»

J. AHUMADA
Ismael Fernández, preparador físico del Racing, junto al delantero Tchité, en una sesión de trabajo. / EFE/
Ismael Fernández, preparador físico del Racing, junto al delantero Tchité, en una sesión de trabajo. / EFE

-¿Cómo se encuentra el equipo?

-Hemos trabajado un mes de enero donde hemos cumplido objetivos con creces. Esta semana estamos realizando tests físicos y hematológicos para seguir, como hemos hecho antes, para comprobar el estado de la plantilla y planificar el segundo bloque de Liga y Copa. A la vez estamos intentando recuperar a la gente, como Toño, que ya entró en el campo, Luis (Fernández), o Pedro (Munitis), que también se entrenó con el grupo para ir tomando contacto con el balón. Nuestro objetivo ahora es evaluar a la plantilla para valorar las cargas de entrenamiento y planificar el mes que nos espera de aquí a la vuelta de la Copa del rey.

-Da la sensación, sobre todo por lo visto los dos últimos partidos, de que la plantilla está cansada.

-Quizás en este último partido haya dado esa impresión; en Levante no fue tanto. En este último partido teníamos muchas bajas, y no había muchos recambios para dar oxígeno a la plantilla. El equipo mostró en la segunda parte un índice de cansancio, que a lo mejor hizo que rindiese por debajo de su nivel habitual.

-Quizás, en vez de hablar del mes de enero, hubiese sido más sencillo para Marcelino decir que el Atlético fue mejor.

-Marcelino fue muy sincero. El Racing tiene unas armas, y hay que ser conscientes de ello. Estamos bien dispuestos en el terreno de juego, e intentamos que esa disposición táctica y la alta intensidad se mantengan los 90 minutos. Con el trabajo físico ayudamos a conseguirlo, y hay partidos en los que competimos a un nivel más alto que el rival. También hay otras causas, como la calidad del contrario, o que en la primera parte que no aprovechamos nuestras ocasiones. Hay que intentar seguir con nuestras virtudes, recuperarlas y recuperar a la gente.

-¿Cuál ha sido el verdadero peso de ese mes?

-Todo el fútbol es resultadista. Vas ganando y parece que tienes ese índice de energía que a lo mejor te falta. Nosotros no nos guiamos por eso sino que planificamos el trabajo; no preparamos un entrenamiento de hoy para mañana, sino por bloques. Para eso hay que valorar el estado de la plantilla. Hay jugadores que han jugado mucho y los tests pueden decir que están bien. Mi labor es que el equipo compita lo mejor posible cada partido.

-¿A qué se debe la 'epidemia' de lesiones musculares?

-Sobre todo a la carga de entrenamiento. No son lesiones muy graves y responden a una serie de variables que hay que controlar. Lo que sucede es que cuando llega todo seguido, te limita.

-Entonces, ¿es algo normal?

-La lesión está implícita en el entrenamiento y es multifactorial. Si se supiese cuál es la causa, no se haría. No se trata de una relación causa-efecto. Puede ser el terreno de juego, el estrés, el entrenamiento. Son elementos comunes en todos, pero dependiendo de las bajas se nota más o menos. Esta semana nuestro objetivo es recuperar tres o cuatro jugadores. Además de Toño y Luis, quedan Jordi y Jorge. Luego dependemos de la evolución de Tchité.

-La situación recuerda un poco a aquella en que se culpaba de todo a la dieta.

-Eso era más una cuestión de hidratación, de calambres. Fue más el bombo que se dio que lo que realmente trascendió en la plantilla. Lo que sucede es que cuando ganamos todos somos buenos, y cuando perdemos se busca a quien echar la culpa.

-¿Hay algún jugador que preocupe especialmente?

-No. El único que preocupa es Tchité, pero porque en su caso se trata de una variable que no podemos controlar.

-¿Existe algún plan para que los jugadores se recuperen?

-Estos tests no los hacemos por el partido del Atlético de Madrid, es algo que está planificado. Se ha decidido esperar unas semanas después de la Copa para realizarlos y hacer las valoraciones, lo mismo que volveremos a hacerlas después de disputar la semifinal. Se hizo un bloque muy bueno de trabajo en el mes de enero, con muy buenos resultados.

-¿Quiere decir que el programa de entrenamiento es individualizado?

-Lo diseño yo con Marcelino de manera individual. Se ve qué jugador requiere más o menos entrenamiento complementario. No es lo mismo uno que participó en muchos partidos que otro. La competición avanza y cada uno debe tener una preparación acorde al volumen de trabajo que lleva.

-Suena complicado.

-Estamos acostumbrados y es lo que hemos venido haciendo en el Recreativo o en el Sporting. Los entrenamientos complementarios evitan perder tiempo, y sirven para potenciar virtudes o eliminar carencias.

-Con una plantilla tan corta, parece que más que afrontar la competición con garantías se trata de que sencillamente sobreviva

-Sí, eso forma parte del problema. Sabemos cuáles son los puestos donde tenemos más problemas: los pivotes y los delanteros. Al final se trata de intentar que el equipo se no se resienta, que la plantilla no se desequilibre. El Racing ha demostrado que es un equipo muy regular: se rotó con jugadores y siguió funcionando.

-¿Está la plantilla descompensada?

-Ni descompensada ni otra cosa. Si ves la primera parte del partido del domingo, el Racing pasó por encima al Atlético de Madrid, y con muchas bajas. Hubo fases en que fue muy superior. Es cierto que el Racing no es un equipo como un Barcelona o un Real Madrid, donde faltan dos y no se va a notar. Aquí prima más el conjunto; el equipo defiende como un bloque, y acepta las rotaciones.

-¿Tiene el Racing gasolina para la Liga y la Copa?

-Lo que hay que hacer es cambiar el chip y pensar que la Liga es el mejor entrenamiento para la Copa. No podemos desviar la atención, porque para nosotros la Liga es una competición muy importante. A partir de ahí, hay que salir dispuestos siempre a darlo todo. Los jugadores trabajan con muy buena actitud, y yo estoy tranquilo. Estaría preocupado si al hacer los tests e intentar corregir las cosas los jugadores no hicieran caso. Pero esta plantilla confía en lo que está haciendo, y eso es siempre una garantía de éxito.

Fotos

Vídeos