«Allí hay mucho que hacer»

J. L. S.

El padre Zabala nació el 4 de marzo de 1947 en Oteiza de la Solana (Navarra). Estudió el bachillerato en Villaba, para continuar en León y el noviciado en Palencia, ordenándose sacerdote en Salamanca en el año 1971. Es licenciado en Biología por la Universidad de León.

-¿Porqué a la selva de Perú?

-Durante mi estancia en el convento de la Virgen del Camino en León, creamos un museo de ciencias naturales y recorrimos algunas misiones de México, Guatemala Salvador y Perú para traer animales disecados. Conocí entonces las verdaderas necesidades y no lo dudé un momento cuándo solicitaron mi presencia.

-¿Cuál ha sido su misión en Campoo?

-He sido párroco de varios pueblitos de Valdeprado del Río y responsable de las obras del Santuario. Se han restaurado las iglesias de San Andrés, Hormiguera, San Vitores, Reocín y el día 8 de marzo se inaugurarán las obras de mejora del templo de Valdeprado. Han sido años gratificantes, pues los vecinos están deseosos de colaborar. También en el Santuario se han ejecutado obras,importantes.

-Y ahora, otra vez a la selva...

El nuevo obispo de Puerto Maldonado y secretario de la Conferencia Episcopal Peruana, Juan José Larrañeta Olleta, me reclama y de nuevo me voy para esas tierras dónde hay mucho por hacer.

Realmente, allí hay muchas cosas que hacer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos