Dosis de humor recomendadas

Diversos estilos y soportes destinados a activar los mecanismos de la sonrisa

Dosis de humor recomendadas

Por fortuna, ese recurso de la inteligencia que es el humor sigue presente en el panorama de la viñeta impresa, bien sea en la vertiente más clásica bien adoptando insospechadas formas o recurriendo a variopintos recursos. Las siguientes novedades editoriales no hacen sino confirmar este hecho.

Tiras de prensa

Las series publicadas en los periódicos, especialmente en Norteamérica, han dado lugar a títulos fundamentales en la historia del humor dibujado. Máxime cuando el nacimiento del medio se circunscribe a este tipo de género en la prensa mucho antes de la aparición del cómic de aventuras. Dos de las más representativas de finales del siglo XX están siendo recopiladas por sendas editoriales españolas. 'Get Fuzzy' alcanza su tercer volumen por obra y gracia de Astiberri mientras que 'The Norm' aparece publicada por Dolmen.

La primera es obra de Darby Conley y comenzó en 1999, resultando elegida como mejor tira cómica tres años más tarde por la National Cartoonist Association. Su autor parte del clásico esquema que interrelaciona a una mascota parlante con el resto de ocupantes de la casa: en este caso, el despótico gato Bucky, su resignado dueño, Rob, y el ingenuo perro Satchel. Solo que va un paso más allá del perezoso Garfield y sus caprichos, convirtiendo al minino de esta serie en un verdadero y odioso tirano doméstico. 'The Norm', a su vez, es una tira de Michael Jantze surgida en 1996 que se centra en el acontecer diario del veinteañero protagonista: su primer empleo, sus relaciones personales, familiares y sentimentales Un enfoque original y fresco para un personaje perfectamente identificable con una determinada realidad social, vital y generacional.

La parodia de actualidad

El cine y el propio cómic han sido históricamente fuente inagotable de diversión en tanto que objeto parodiable con mayor o menor ensañamiento. De los dos medios bebe Enrique Vicente Vegas en una fusión ideal tan efectiva que convierte a sus obras en auténticos best-sellers. 'Espiderman', 'Julk', 'Residente Vil' o 'Los Cabezones de las Galaxias' son algunos de los filmes transformados en viñetas por este autor madrileño afincado en Santander.

Dude Comics es la editorial que publica actualmente los monográficos de Vegas dedicados a los últimos éxitos de la gran pantalla. De forma que parodia la tercera parte de las aventuras del Hombre Araña en 'Espiderman 3', los estrambóticos piratas de Disney en 'Cabezones del Caribe' y la gesta espartana de las Termópilas en '600'. Por añadidura, la editorial reedita las aventuras del cazavampiros 'Vlade', aparecido originalmente en otro sello. Siempre con un grafismo definido por la caricatura extrema y unos guiones plagados de jocosas referencias multimedia: cine, cómic, dibujos animados y videojuegos nutren el humor de estos títulos disfrutables por todo tipo de público, donde la sátira desenfadada apenas oculta el homenaje a los personajes y series favoritas del propio autor.

La comedia cotidiana

El ciudadano corriente y el puro devenir cotidiano con sus más vulgares pormenores también son a menudo fuente inagotable de argumentos jocosos. El alavés Mauro Entrialgo es un agudo observador de la realidad circundante, como certifican sus dos últimos álbumes, 'El Demonio Rojo' y la cuarta entrega de 'Ángel Sefija'. El primero ha sido publicado por La Cúpula y esta protagonizado por un luchador de catch a quien el lector solo conoce en su vida privada: la del nocturno mujeriego cuyas agudas conclusiones sobre las mujeres y el sexo brinda con desparpajo arrollador y razonamientos concluyentes. Del segundo es responsable la editorial Astiberri y reúne las corrosivas observaciones del personaje que da título a la serie, un trasunto del propio Mauro que ironiza sobre la estupidez humana materializada en asuntos absolutamente dispares: el doblaje de las películas, las vacaciones, la publicidad barata, la retórica política, la piratería, los guionistas de televisión o las colecciones que venden con los periódicos, entre muchos otros.

Frente al humor contundente y a veces agresivo de Mauro, 'El señor Jean' mantiene un tono de comedia sutil aunque no menos incisivo. Dupuy y Berberian narran la crónica de este personaje plenamente parisino, escritor y recién casado, que en este sexto álbum se replantea la trayectoria vital mientras afronta sus responsabilidades y fobias. 'Hora de hacer balance' es el título y Norma Editorial la responsable de la serie en el mercado español.

Y algo distinto

Si existe alguna muestra realmente singular de la manera nipona de entender el humor es la serie titulada 'Ebichu, el hamster ama de casa'. Una idea tan original como hilarante, firmada por Risa Ito y que publica regularmente Ponent Mon. Ebichu es una rata parlante, mezcla de mascota y sirviente doméstica de una atractiva jovencita, logrando con su conducta insolente, caprichosa y cruel hacer imposible la vida de su ama, de su amante y de cualquier otro visitante ocasional. La serie despliega un dibujo muy espontáneo con un humor radical y políticamente incorrecto. Hasta la fecha existen tres álbumes dedicados a las tropelías de este roedor hiperactivo y todos han sido editados en sentido de lectura japonesa, es decir, de izquierda a derecha.

Igualmente corrosivo y escasamente convencional es el último álbum de Matt Groening publicado por Astiberri: 'El enorme libro del infierno'. Sus 168 páginas proceden de la serie 'Life in Hell', publicada en Estados Unidos a partir de 1977. En ellas, el creador de 'Los Simpson' y 'Futurama' saca de nuevo a relucir los más míseros aspectos del mundo que nos rodea con un sarcasmo demoledor. Pero también incluye tests como '¿Eres fácil de provocar?' y secciones de ayuda como una 'Guía del infierno para principiantes' o 'Cómo gestionar el stress emocional'. Ello además de aclarar temas absolutamente imprescindibles para la vida: 'Qué nombre poner a un hijo', 'Lista de emociones de tu jornada laboral' o '¿Qué pondrá en tu lápida?', por ejemplo.

Por sus viñetas desfilan personajes recurrentes como Binky, Akbar y Jeff o el propio Groening, además de numerosas criaturas anónimas igualmente frustradas o frustrantes. Todos son personajes patéticos y asociales, alienados sin remedio pero terriblemente lúcidos que nos demuestran que el infierno pueden ser los demás pero sin duda y ante todo somos nosotros mismos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos