Una gran antena en Reocín acercará la televisión digital a toda la región

El Gobierno regional adjudica el trabajo de instalación a la empresa SES Astra Todos los hogares cántabros tendrán TD dentro de tres meses por 235 euros

GONZALO SELLERS
Del Olmo (centro) anunció ayer la empresa adjudicataria de los trabajos de TD. / DM/
Del Olmo (centro) anunció ayer la empresa adjudicataria de los trabajos de TD. / DM

Alrededor de 56.000 cántabros, el 10 por ciento de la población, no pueden ver televisión digital (TD) actualmente debido a la orografía montañosa de la región, que veta la entrada del cable que lleva la señal a muchos pueblos del interior. Con el 'apagón' analógico en el horizonte, previsto para abril de 2010, el Gobierno regional ha puesto en marcha un plan de universalización para convertir a Cantabria en la primera comunidad española en tener pleno acceso a la TD.

Ayer este plan dio un nuevo paso con el anuncio de la adjudicación de los trabajos de instalación a la empresa SES Astra, ganadora del concurso público al que también se presentaron Telecom Castilla La Mancha, Retevisión y una UTE (unión temporal de empresas) formada por Telefónica y Sermafas.

La Sociedad Europea de Satélites Astra es una empresa con sede en Luxemburgo que transmite aproximadamente 1.100 canales analógicos y digitales de televisión y radio a 91 millones de hogares a lo largo de toda Europa.

La primera medida de Astra será construir una gran antena, de 4,8 metros de diámetro, en el Parque Empresarial Besaya de Reocín. Ella será la encargada de recoger la señal de la TD y enviarla a un satélite, que funcionará como un espejo y devolverá dicha señal a toda la región y, en concreto, a esas 'zonas de sombra' donde ahora no llega el cable.

Hasta aquí todo corre a cuenta de la empresa, que tiene un presupuesto de licitación de 4,5 millones de euros. Pero para que los cántabros puedan recoger esa señal necesitarán una antena y un decodificador, que deberán costear de su bolsillo. Está previsto que el precio no supere los 235 euros. Esta oferta incluye 20 canales gratuitos, que podrá extenderse a 150 más, incluyendo dos autonómicos y 18 de ámbito local, además de internet de banda ancha.

En tres meses

Astra tiene la obligación de finalizar los trabajos de instalación en tres meses, por lo que el próximo mes de junio se podrá ver la televisión digital en todos los hogares de la región.

La mayoría de los cántabros que se beneficiarán de este servicio viven en pueblos, por lo que residen en viviendas unifamiliares en las que no existe una comunidad de vecinos entre la que repartir el gasto. Para minimizar el esfuerzo económico de estas familias, están previstas subvenciones que se concretarán en las próximas semanas.

Audiencias

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno regional, Javier del Olmo, dejó claro ayer que esta iniciativa es «complementaria al Plan Nacional de Televisión Digital Terrestre, por lo que los operadores deberán cumplir sus obligaciones» en aquellas zonas donde sí pueda llegar el cable.

El Ejecutivo cántabro será propietario de la señal de satélite, por lo que podrá comerciar con ella con, por ejemplo, otras comunidades vecinas que tengan el mismo problema de acceso a la señal por su orografía.

En España se superó en 2007 la cifra de ocho millones de sintonizadores TDT vendidos, y se alcanzó el 10,5 por ciento de cuota de pantalla. Uno de cada dos edificios con necesidad de adaptar sus antenas colectivas para recibir la señal digital fue intervenido.

Por regiones, Madrid fue la que más cuota de pantalla TDT registró, un 18,3 por ciento, seguida de la Comunidad Valenciana (14,3) y Canarias (13,9). Cantabria estuvo entre las regiones con menor cuota (5,7%), sólo por encima de Castilla La Mancha, con un 4,2 por ciento. Para finales de 2008 se prevé una cuota media nacional del 28 por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos