Un grupo de bomberos viaja a los campos de refugiados saharauis

Establecerán el primer contacto directo con el poblado de Daira de Zug (Argelia) con el que el Ayuntamiento quiere cooperar

I. GLEZ. C.
Bomberos voluntarios. / L. P./
Bomberos voluntarios. / L. P.

Los bomberos Esteban Lombilla, Borja González, Jesús Aguado, Fernando Yllera y Pablo Ávalos viajarán a los campos de refugiados saharauis en una expedición humanitaria organizada por la Asociación Cantabria por el Sáhara. Entre sus cometidos está establecer contacto con las autoridades del poblado Daira de Zug, situado en Argelia, y en el que viven cerca de 5.000 personas. El Ayuntamiento de Torrelavega busca un sistema de cooperación, dadas las características de la población.

El grupo iniciará el viaje el día 22 de marzo, desde el aeropuerto de Parayas, y regresará el día 29. «Es la primera vez que realizamos un desplazamiento de estas características», explicó Jesús Aguado, «por lo cual iremos como observadores». Con todo, se ofrecerán a realizar las actividades o tareas de ayuda para las que sean requeridos. De tal manera, en sus equipajes, llevarán material para reparar vehículos todo terrenos «y si es preciso les enseñaremos el manejo de estos transportes». Llegarán a Tinduf, y de allí, se desplazarán en autobuses y camiones hasta su lugar de destino. Ayer, informaron de los detalles de la expedición, acompañados por las concejales de Bienestar Social y Cooperación, Lidia Ruiz Salmón, y de Hermanamientos, Ana María Gómez. La primera señaló que el Ayuntamiento «contribuye aportando parte del coste del viaje, porque entendemos que serán embajadores de Torrelavega y contribuirán a establecer los lazos de unión entre ambas ciudades». Por su parte, Ana María Gómez señaló que se ha entregado a los bomberos una carta de saludo que harán llegar al alcalde de Daira de Zug, una bandera de Torrelavega y un libro. «Confiamos en que dentro de unos meses podamos hermanarnos de manera oficial, para comenzar a cooperar». Aguado explicó que la idea del viaje surgió durante la venta de los calendarios solidarios para la Asociación Contra el Cáncer, «estábamos en Valdecilla, distribuyendo los calendarios, y una enfermera nos habló de las actividades que hace Cantabria por el Sáhara y nos pusimos a trabajar».