Medio Ambiente quiere hacer de la bici un medio de transporte alternativo

Se estudia la viabilidad técnica de dos propuestas para unir todo el Arco de la Bahía de Santander, y Los Corrales con Torrelavega y Suances

PILAR CHATO
Simulación realizada por EL DIARIO MONTAÑÉS del trazado que tendría el carril-bici que recorrerá el perímetro de la bahía de Santander. / DM/
Simulación realizada por EL DIARIO MONTAÑÉS del trazado que tendría el carril-bici que recorrerá el perímetro de la bahía de Santander. / DM

La Consejería de Medio Ambiente quiere dar un «salto cualitativo» dentro de los planes de carriles-bici y de movilidad sostenible. Para ello se propone ir más allá de utilizar las bicicletas como elementos de ocio y transformarlas en verdaderos sistemas de transporte alternativo.

La idea es comunicar ciudades entre sí, no sólo circuitos internos urbanos, y al mismo tiempo las zonas de producción -es decir allí donde se trabaja- con los núcleos de residencia, fomentando así la movilidad sostenible.

Para ello, Medio Ambiente tiene en fase de estudio dos proyectos, uno que circunvala el Arco de la Bahía muy cercano a la línea costera y otro que uniría Los Corrales de Buelna con Torrelavega y Suances. Unos 70 kilómetros en total que también quedarían conectados con el carril bici Astillero-Ontaneda, al que sólo le quedan dos tramos para estar totalmente completado.

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, insistió en que no se puede fomentar la movilidad sostenible si no se dota de infraestructuras y aventuró que una vez que se disponga de éstas, el nuevo reto será habilitar puntos de distribución de bicicletas y conexiones con estaciones o áreas de aparcamiento.

Se quiere actuar inicialmente allí donde más presión hay y citó como ejemplo los altos niveles de partículas que se dan en el aire de Barreda, no sólo debido a la concentración industrial de la zona, si no a que soporta una importante cantidad de tráfico.

Papel de coordinación

Martín insistió en que el proyecto de la consejería en ningún caso pretende sustituir las competencias municipales si no asumir un papel de coordinación y de impulso -dado que están implicados más un municipio- y dar conectividad a los proyectos de los diferentes ayuntamientos. «Se trata de dinamizar no de imponer», indicó, al tiempo que explicó que una vez concluidos los estudios de viabilidad técnica que hay en marcha se plantearán a cada ayuntamiento implicado para obtener las propuestas de cada uno de ellos. Tras ello se abrirá un periodo de información pública. Los plazos que se manejan pretenden tener la propuesta técnica en un mes para planteársela a los ayuntamientos y a partir de ahí lograr un amplio consenso social en verano, y, a finales de año, poder poder licitar las primeras obras para comenzar los trabajos en 2009. Ninguno de los dos proyectos tiene aún plazos definido para las obras, que al atravesar áreas delicadas de la geografía regional deberán superar diversos requisitos.

La consejería considera que éste es el principio para lograr una amplia red de carriles bici que una diferentes núcleos urbanos y los centros de actividad y de residencia y reducir de esta manera los los desplazamientos en vehículos motorizados. De hecho estas dos primeras propuestas abarcan diversos centros escolares y polígonos empresariales. La bicicleta es un medio de transporte cien por cien sostenible, indicó el consejero, quien recordó que es un sistema de transporte muy extendido en otros países europeos como como Dinamarca u Holanda, donde las condiciones del clima son más duras que en Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos