La línea de alta tensión Soto-Penagos, otra vez paralizada

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid da la razón al ayuntamiento asturiano de Piloña y estima que la evaluación de impacto ambiental se debe exigir a todo el trazado

EFE |MADRID
La construcción de esta línea eléctrica ha sufrido varias paralizaciones en los últimos años./CELEDONIO./
La construcción de esta línea eléctrica ha sufrido varias paralizaciones en los últimos años./CELEDONIO.

La sentencia del tribunal madrileño, a la que ha tenido acceso EFE, da la razón al Ayuntamiento de Piloña (Asturias), que recurrió la decisión del Ministerio alegando que el proyecto se aprobó sin contar con una evaluación previa de impacto medioambiental de todo el trazado, exigible en el momento en que se otorgó la licencia (el año 2000).

El Abogado del Estado y REE defendían que el recurso se presentó fuera de plazo y que la normativa esgrimida por el Ayuntamiento de Piloña no era aplicable en el momento de la ejecución del proyecto.

Sin embargo, el TSJM considera que el proyecto sí debió contar con una evaluación de impacto medioambiental global y que la resolución de Industria "no es ajustada a derecho".

Además, el tribunal exige a la Administración que vuelva a iniciar todos los trámites necesarios previos a esta evaluación de impacto ambiental.

Fuentes de REE explicaron a EFE que están estudiando la sentencia y que no descartan recurrirla ante el Tribunal Supremo y reiteraron que la construcción de esta línea es "esencial" para el suministro eléctrico de la zona.

El tendido de alta tensión comenzó a tramitarse en 1989 como infraestructura de utilidad pública, pero ha chocado a lo largo de los últimos años con la oposición de numerosos ayuntamientos y de colectivos sociales, como la Asociación Cántabra de Afectados por la Alta Tensión (ACAAT) y el Ayuntamiento de Penagos.

En 2002, las obras se paralizaron después de que el Tribunal Supremo sentenciara que el Consejo de Ministros vulneró la legislación al autorizar los cambios introducidos por REE sobre el trazado original sin someterlos al preceptivo procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

Cuatro años después, el Ministerio de Medio Ambiente aprobó la declaración de impacto de la línea en una resolución en la que consideraba "ambientalmente viables" las siete variantes (tramos) introducidas en el trazado original por REE.

El Consejo de Ministros aprobó en diciembre de 2006 un acuerdo para la ejecución de estas variantes de la línea y ese mismo año REE llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Piloña para desbloquear el paso por este municipio de la línea.

Ahora el TSJM exige una declaración de impacto ambiental de la totalidad de la línea de alta tensión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos