Una valiosa colección fotográfica sobre Cantabria se incorpora al CDIS

Más de 250 objetos fotográficos de Sixto Córdova y Oña (1869-1956) han sido donados por sus herederos al Centro de Documentación de la Imagen de Santander

GUILLERMO BALBONA
Los fondos donados recogen escenas de carácter social y urbano principalmente. / COLECCIÓN/CDIS/
Los fondos donados recogen escenas de carácter social y urbano principalmente. / COLECCIÓN/CDIS

Cerca de 250 objetos fotográficos configuran la atractiva colección de Sixto Córdova y Oña donada por sus herederos al Centro de Documentación de la Imagen de Santander el pasado mes de abril. Negativos de vidrio - algunos estereoscópicos- y positivos pertenecientes a diferentes procesos fotográficos históricos (papeles a la albúmina y a la gelatina, principalmente) configuran la donación de esta colección fotográfica, un hecho que se produce precisamente al cumplirse el cincuenta aniversario del que fuera Archivo Histórico Fotográfico de Santander, hoy CDIS.

Esta es una de las diversas donaciones recibidas por la entidad en el último año, aunque destaca singularmente por la variedad de miradas de sus fondos y su trascendencia desde el punto de vista de los ciudadanos.

El Centro de Documentación de la Imagen de Santander, dirigido por Manuela Alonso, busca potenciar su labor a la hora de rescatar determinados archivos y colecciones y preservar y conservar fondos de interés tanto desde el punto de vista histórico como testimonial. El CDIS, perteneciente al Ayuntamiento de Santander, a través de la Concejalía que conduce Samuel Ruiz, posee una colección principal que se remonta a 1958.

La temática de los fondos incorporados ahora al centro es muy variada al contener desde fotografías de estudio familiar, a imágenes de viajes (Roma, París....); y, lo más interesante según los expertos, el hecho significativo de que incluye fotografías realizadas por el propio Sixto Córdova a través de su mirada de costumbres y lugares de Cantabria.

Además, también entre los propios fondos de Sixto Córdova se hallan imágenes de otros fotógrafos aficionados, caso del reinosano Julio García de la Puente, los hermanos Wünsch y otros fotógrafos históricos: Leandro, Zenón Quintana, Claudio.....

La colección, desde un punto de vista cronológico, abarca aproximadamente desde 1870 hasta 1960, lo que viene a completar otras miradas valiosas cuyas huellas se han integrado sucesivamente en los trabajos de digitalización del centro santanderino.

Fotografía y folclore

Sixto Córdoba (1869-1956) fue un personaje de gran interés para la historia regional. Párroco de Santa Lucía, fotógrafo aficionado, gran interesado por la música popular y el folklore regional, su figura pasó a la historia por el enorme esfuerzo que realizó recogiendo dos mil canciones por los pueblos durante casi sesenta años. Ello le valió el 'Premio Folklore' del Ateneo de Santander en 1922. El resultado de la recopilación de esta canciones configuró su famoso 'Cancionero Popular de la Montaña'.

El actual CDIS nació hace apenas seis años con el objetivo de «recuperar, preservar, gestionar y difundir nuestro patrimonio fotográfico», siendo el único Centro de estas características que existe en la comunidad. Su origen se encuentra en el antiguo Archivo Histórico Fotográfico Municipal (1958). Desde entonces y hasta la actualidad, sus fondos se han enriquecido notablemente con otros procedentes principalmente de donaciones. La voluntad decidida de preservar la memoria histórica de la ciudad ha conducido a diversas actividades, a las que se sumó el pasado la apertura de la Sala Polivalente 'Ángel de la Hoz' como «herramienta básica de dinamización social y cultural», que ya ha albergado algunas exposiciones talleres. En este periodo ha destacado la incorporación del Fondo Pablo Hojas Lama con más de 100.000 negativos, desde 1960 a 1976. El Fondo Enrique Madrazo, de tema médico, o el de Casanueva Piñeiro, más fotos sobre patrimonio o la reconstrucción de Santander. Desde el año 2006, y con una plantilla estable, la actividad del Centro ha crecido considerablemente, dinamizándose sus funciones: aumentó el número de usuarios, se han donado nuevas colecciones y se sumaron nuevas colaboraciones con otras instituciones en la realización de diferentes actividades de difusión.

Fotos

Vídeos