La empresa que no respete el medio ambiente no sobrevivirá

Gorostiaga inauguró ayer el I Encuentro Europeo de Desarrollo Sostenible organizado por UGT en Santander

REDACCIÓN
Dolores Gorostiaga y María Jesús Cedrún (derecha). / SE QUINTANA/
Dolores Gorostiaga y María Jesús Cedrún (derecha). / SE QUINTANA

La vicepresidenta de Cantabria, Dolores Gorostiaga, afirmó ayer que «la defensa de los puestos de trabajo no pasa por actitudes irresponsables que preconizan que es mejor pagar las multas antes que dejar de contaminar»y remachó que «hoy todo el mundo sabe que la empresa que sólo busca la rentabilidad a corto plazo y no respeta el medio ambiente está abocada a ser expulsada del mercado». Gorostiaga se pronunció así durante el acto inaugural del I Encuentro Europeo sobre Desarrollo Sostenible organizado por UGT, que se prolongará hasta el próximo viernes. La vicepresidenta se congratuló de que «con el endurecimiento» de la legislación medioambiental se haya conseguido «afianzar el convencimiento de que la alternativa puede dejar de ser pagar las multas por contaminar para convertirse en el cierre de la actividad empresarial». Gorostiaga recordó el acuerdo suscrito por el Gobierno regional con los dos sindicatos más representativos de la región, UGT y CC OO, para fomentar el tejido productivo sostenible y de calidad, del que dijo «ha servido para empezar a romper la vieja creencia de que el respeto al medio ambiente y el empleo son conceptos incompatibles o contrapuestos». Añadió que «este debate está casi superado y nadie duda hoy que una empresa irrespetuosa con el medio ambiente no tiene visión de futuro». Así, la política de responsabilidad medioambiental debe ser asumida por las empresas «como un elemento más de competitividad» y, por tanto, «debe servir de estímulo para las direcciones de las empresas y para los propios trabajadores» afirmó.

Elogios

La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, elogió la labor realizada por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno regional para que «las 65 principales empresas de la región dispongan ya de las autorizaciones ambientales integradas y puedan continuar con su actividad productiva y mantener los puestos de trabajo». Cedrún felicitó a la Consejería de Medio Ambiente por «haber tenido claro que el desarrollo de las empresas de Cantabria tiene que respetar el medio ambiente, exigiendo incluso a muchas de ellas ir más allá de lo que estipula la normativa legal».

UGT recordó que ha respaldado el trabajo realizado por el Gobierno regional. La sindicalista puntualizó que la concesión de las autorizaciones ambientales «tiene sus condicionantes», ya que «no basta con tenerlas» sino que «habrá que hacer un seguimiento de su grado de cumplimiento y evitar que las empresas se descuiden en sus obligaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos