Una publicación certifica la creatividad del Taller de Poesía visual

'36 panopticografías' plasma los trabajos del curso celebrado en El Dueso. El Aula de Letras de la UC, con Antonio Montesino al frente, potencia la iniciativa

G. B.
Los responsables de la UC y de El Dueso presentaron el balance del curso. /ANDRÉS FERNÁNDEZ/
Los responsables de la UC y de El Dueso presentaron el balance del curso. /ANDRÉS FERNÁNDEZ

Bajo el epígrafe '36 Panopticonografías' una nueva publicación presentada ayer plasma los trabajos realizados en El Dueso por el II Taller de Poesía Visual y Experimental 'Concepción Arenal' de la Universidad de Cantabria en el curso 2007-08 realizado en el centro penitenciario del El Dueso. Las obras, fruto de diez sesiones de trabajo con los internos, se expondrán en el propio penal a partir de hoy como clausura de la actividad de esta segunda edición del Taller.

En la presentación de la colección de poemas visuales el vicerrector de Extensión Universitaria de la UC, Eduardo Casas, estuvo acompañado por Ramón Maruri, director del área de Extensión Universitaria, Antonio Montesino, director del Aula de Letras, Carlos Fonfría, director de El Dueso y Pedro Hernando, director de Régimen del centro penitenciario de Santoña.

El artífice del taller y del Aula de Letras de la UC, Antonio Montesino, explicó la filosofía y el proceso de creación que ha caracterizado esta edición: «a través de diferentes fichas, los trabajos de los trece participantes en el curso son el resultado de aplicar en sus obras las diferentes técnicas de poesía visual que, previamente, habían aprendido en los diferentes seminarios de formación a los que asistieron».

Las técnicas del caligrama, del collage, el letrismo o los denominados 'poemas objeto' aparecen plasmadas, entre otros procedimientos, en la obra de los reclusos participantes en la iniciativa, que proceden de España, Argelia, Bulgaria, Suiza y Nigeria. En estas actividades del curso, de 48 horas, han participado los 'clásicos contemporáneos de la poesía visual', en palabras de Montesino: es decir, la nómina integrada por Francisco Aliseda, Antonio Orihuela, Francisco Peralto, José María Calleja, Pere Sousa y Julián Alonso.

Por su parte, el director del centro penitenciario, Carlos Fomfría, anunció la exposición de los trabajos que se prolongarán hasta principios de julio en El Dueso, tras defender la importancia de que los internos sean vistos como parte de la sociedad. A su juicio, es «muy importante que la universidad entre en estos centros, dada la labor de reeducación y normalización de los internos». El director del Aula de Letras destacó, en este sentido, la «entrega» de los reclusos a este proyecto, que ha tenido una mayor acogida que el taller abierto a todo el público. Montesino opinó que la sociedad debe pasar de la «estética de la contemplación, donde los ciudadanos se limitan a disfrutar de la obra de las grandes figuras de las diferentes disciplinas artísticas, a la estética de la participación».

Montesino también puso de relieve el «carácter vanguardista» del Taller, dado que experimenta con nuevos lenguajes poéticos, y su «concepción democrática del arte que pretende hacerlo llegar a todo tipo de públicos». Por esta razón, según su director, el Taller persigue el objetivo de que la ciudadanía pase de ser simplemente contempladora del arte a ser participativa y creadora del mismo. Casas, finalmente, expresó su satisfacción por la entrega y la ilusión mostrada por los participantes en esta segunda edición del Taller en el penal. Por último, Maruri, destacó además que desde hace dos años el Taller ha vivido «un cambio de mirada gracias a la sinergia que supuso entonces la incorporación de Montesino al Aula de Letras». Una intensa y fructífera labor formativa y creativa, que ha permitido abordar el conocimiento y la ejecución de diversos técnicas y procedimientos experimentales.

Fotos

Vídeos