Cantabria se suma a la fiesta

La glorieta de Mesones fue el punto de encuentro de los aficionados en Santander

REDACCIÓN
La fuente de la glorieta de Mesones volvió a reunir a todos los eufóricos aficionados al fútbol. / FOTOS: SANE/
La fuente de la glorieta de Mesones volvió a reunir a todos los eufóricos aficionados al fútbol. / FOTOS: SANE

La fuente de la glorieta de Mesones volvió a convertirse en el centro de reunión de miles de aficionados en Santander para celebrar la victoria de la selección y su pase a la final, una explosión de alegría que se multiplicó por todos los pueblos y ciudades de la región.

Con el recuerdo aún reciente de la fiesta por la clasificación del Racing para la Copa de la UEFA, la glorieta del Sardinero fue de nuevo el lugar elegido para dar rienda suelta a la pasión futbolística, en este caso gracias a la gesta de 'la roja' ante el equipo ruso.

Horas antes, los hinchas abarrotaban los bares de la ciudad, ataviados muchos de ellos con camisetas de la selección y ondeando banderas españolas, para seguir el encuentro. Las desiertas calles de la capital cántabra eran la mejor muestra del gran interés por el decisivo choque.

Esa imagen de la gente pegada a los televisores y reunida para animar al equipo nacional se repitió a lo largo y ancho de la geografía cántabra. Como en Santander, tras la rotunda victoria de los jugadores de Luis Aragonés, el entusiasmo se trasladó a las calles y plazas de las distintas localidades.

En Pedreña, el júbilo por el pase de España a la final de la Eurocopa se tradujo en el lanzamiento de muchos cohetes, que pudieron ser vistos desde todo el arco de la bahía.