«Mi familia es estupenda y me protege del mal»

DONATA BUSTAMANTE
Miriam Flórez en su lugar de trabajo en la clínica Mompía. / ANDRÉS FERNÁNDEZ/
Miriam Flórez en su lugar de trabajo en la clínica Mompía. / ANDRÉS FERNÁNDEZ

-¿Enhorabuena!. Eres la primera persona con síndrome Down que recibe el premio Christian Pueschel Memorial Citizen Awards 2008 en reconocimiento a tu esfuerzo y voluntad para aprender ¿Qué te parece?

- Estoy muy feliz. No me esperaba ese premio.

- ¿A quién se lo dedicas?

- A mi familia, a mis profesores y a mis amigos de la Fundación de síndrome Down

- ¿Estarás ya preparando tu intervención en el Congreso de la National Down Syndrome que se va a celebrar en Boston del 11 al 13 de Julio?

-Sí. Yo voy a dar la bienvenida a todos los asistentes en esa convención, unas 2.500 personas. Intervendré también en una mesa redonda con jóvenes estadounidenses a los que contaré mi experiencia laboral. Habrá traducción simultánea porque no hablo inglés e intervendré una tercera vez en el congreso para contar mi vida a las familias de habla hispana.

-¿Te aprenderás unas frases para dar la bienvenida a los congresistas en inglés?

- Sí, diré ¿Hello! y voy a intentar decir algo más.

-Ya que vas a hablar de tu vida ¿cuáles son tus mejores recuerdos de infancia?

- Recuerdo que mi hermana Toya me acogió con mucha alegría y mucho cariño. Quería tener una hermana y también me acuerdo de los juegos con mis hermanos. Yo nací prematura y tuve muchos problemas. Lo sé porque mi madre y mi hermano Iñigo escribieron 'Mi hija tiene síndrome de Down'.

-Dices que te acuerdas mucho del día que hiciste la Primera Comunión ¿por qué?

- Para mí era muy importante recibir al Hijo de Dios y también porque lo celebré con toda mi familia y mis amigos. Leí muy bien una oración a la Virgen y todos estaban emocionados. Luego fuimos a comer al Rhin.

-¿Recuerdas algún regalo?

- Sí. Una profesora de Geografía que se llama Paz me regaló un libro sobre la vida de Jesús. Aún lo conservo.

- El año pasado en el congreso de Buenos Aires contaste que había una niña en tu clase que te pegaba ¿te dejó huella ese maltrato o lo has conseguido olvidar?

- A veces se me viene ...pero allí conocí a mis amigas Ana, Cristina, Noelia y Elisa que también tienen síndrome de Down y eso es lo que más me gustó.

- ¿Por qué no lo dijiste en casa?

- No decía nada para no preocupar a mis padres.

- Así que eres buenísima persona...

- Pues bueno.

- Cuando eras pequeña no te llevaban a la playa para evitarte infecciones respiratorias a las que eras propensa. Pero, a los seis años comenzaste a nadar en una piscina y el año pasado ganaste dos premios de natación en Guadalajara. ¿Qué te ocurre en el agua? ¿Te sientes más ligera o más libre?

- Me siento bien y me relaja mucho. Ahora no puedo nadar porque tengo una lesión en la rodilla derecha.

- ¿Que tal llevas eso de estar en dique seco?

- ¿Ah! tampoco puedo bailar que es otra cosa que me gusta mucho. Hago rehabilitación y espero volver a la piscina en septiembre u octubre cuando mi rodilla esté bien.

-Tu primer trabajo en prácticas fue en un hotel como camarera de piso y actualmente trabajas como auxiliar administrativo en la clínica Mompía. ¿Qué haces en concreto?

- Recojo en cada planta las historias médicas y otros documentos y los llevo al archivo. Reparto el correo. Hago fotocopias. Ordeno y clasifico las historias y las radiografías. Trituro el papel para reciclaje.

- ¿Cuántas horas estás allí?

- De nueve de la mañana hasta la una menos veinte.

- ¿Te pegas mucho madrugón para ir?

- Ahora no. Mi padre se ha jubilado y me lleva en coche. Antes para ir a Mompía cogía un autobús en el Alto de Miranda que me llevaba al centro y luego caminaba a la estación de FEVE para coger un tren de cercanías.

- ¿Ayudas en casa?

- Sí. Hago mi cama, quito la mesa, barro el cuarto de estar después de comer, repongo las bebidas del frigorífico y el papel higiénico y las servilletas.

- ¿Colaboras en la cocina?

- Cuando puedo. Lo que más me gusta es hacer las ensaladas mixtas y limpiar y preparar las fresas. Las quito los rabos, las lavo y corto y las colocó en unos recipientes y también preparo los pimientos con ajo en el microondas.

- ¿Y tu plato favorito cuál es?

- Arroz a la cubana, pero sin plátano frito porque me engorda, es muy dulce y yo no soy golosa.

- ¿Te cuidas el tipo?

- Sí, todos los domingos me peso, pero no hago dieta. Como bien y hago ejercicio.

-Has viajado mucho con tu familia y con la Fundación ¿Cuál de las ciudades que conoces te gusta más?

- Pamplona porque tengo allí familia y también Buenos Aires y Boston.

-Dices que te gusta compartir tus sentimientos con tus amigos ¿Tienes muchos?

- Sí, todos vamos a la Fundación. Se llaman Abraham, Víctor, Héctor, Cristina, Salomé, Marta, la otra Marta, Ana, Mª del Pilar e Isabel. Les invito a mis cumpleaños en casa y salimos a merendar o al cine. También hemos hecho algún viaje con monitores.

- ¿Qué libro tienes en tu mesita?

- La 'Orden del Fenix' de Harry Potter y acabo de leer 'High School Musical'. Me lo regaló mi hermana Toya. Me lo regaló mi hermana Toya y yo cuando me lo entregó, lo abrí y le dí un abrazo de la emoción.

- ¿Qué personaje histórico admiras más?

- A Dios y a su hijo Jesucristo.

-¿Has seguido los partidos de la Selección Española?

-No. Yo sólo sigo al Real Madrid.

- ¿Y quién es tu jugador favorito del Madrid?

- El capitán, Raúl... Le conozco personalmente porque en una competición de natación en la que quedé la segunda me dio el premio. Es encantador. Estuvo conmigo y con un grupo de jóvenes. Comió con nosotros en un restaurante y tengo una foto con él y un autógrafo.

-Por último ¿con otros padres cómo crees que habría sido tu vida, te imaginas con otra familia distinta?

-¿Uy madre! Yo estoy encantada de estar con mis padres. No quiero cambiarles por otros. No me puedo imaginar con otra familia. Son estupendos y mis padres me cuidan y protegen del mal.