Castro voló

Pedreña no tuvo suerte con la baliza y bogó por la calle cuatro, pero aún así superó al líder, Urdaibai Laredo no pudo salir del último lugar, aunque confían en la llegada de refuerzos para mejorar

E. V.
Los remeros de Castro celebran el triunfo conseguido ayer en aguas de la ría de Arosa. / DM/
Los remeros de Castro celebran el triunfo conseguido ayer en aguas de la ría de Arosa. / DM

La trainera castreña de 'La Marinera' logró en la jornada de ayer imponerse en la regata celebrada en aguas de la ría Arosa y en la que se ponía en juego el 'trapo' del concello de Boiro. Los rojillos patroneados por Juan Mari Lujambio exhibieron su mejor boga y lograron el triunfo en una tanda que compartieron con Urdaibai, San Pedro y Hondarribia.

Hace un año Castro tuvo unas jornadas aciagas en estas mismas aguas y finalizaba en último lugar. Este fin de semana se ha sacado la espina con creces ya que el sábado lograba el cuarto puesto y ayer se resarcía y hacía olvidar la influencia de las 'meigas' al conseguir un brillante triunfo al imponerse a Zarautz, que bogó en la primera tanda, por 73 centésimas.

La jornada se presentaba con incertidumbre para los barcos participantes ya que con la marea subiendo la intensidad del viento podía incrementarse de una tanda a otra como sucedió a lo largo de la mañana.

En la primera de las series Zarautz, Cabo Cruz, Tirán y Arkote defendían su suerte, los de la 'Embata' dominaron por la calle uno desde el principio.Su registro final predecía lo que iba a suceder con las otras dos series.

Al aumentar la velocidad del viento todos los participantes en la tanda inaugural salieron beneficiados, esto se dejó sentir en la segunda serie cuando comenzaron a competir Laredo, Orio, Zumaya y Pedreña, por este orden de balizas de la uno a la cuatro. A juicio de los pedreñeros su calle era la peor del campo de regateo.

Los tiempos de paso por las ciabogas ponían de manifiesto que Zumaya, Orio, Pedreña y Laredo estaban por detrás de los barcos de la tanda anterior.

Zumaya lograba imponerse a Orio, Pedreña y Laredo. Su tiempo era inferior al de Zarautz, Cabo Cruz y Tiran por lo que quedaban lejos de poder optar al triunfo, mientras que los azules de Zarautz ponían las cosas muy complicadas a cuatro de los 'gallos' de la Liga.

Todo por decidir

En la última serie todo por decidir con Hondarribia, castro, San Pedro y Urdaibai en el agua. Su referencia el tiempo de la 'Embata'. En 'La Marinera' tres cambios en sus bancadas con relación a la jornada anterior. Una vez que se dio la salida oficial la rotura de un remo en el barco castreño, antes de cumplirse los veinte segundos de boga, obligó a repetir el inicio de la tanda.

A la segunda fue la vencida y los cuatro botes comenzaron su boga de forma intensa, pugna al máximo por conseguir la proa de la regata y al termino del primer largo Urdaibai y Hondarribia ocupaban el primer puesto con San Pedro a un segundo y Castro a dos. Aunque todos ellos lejos del mejor registro de los participantes en la primera tanda.

El segundo largo de 'La Marinera' fue clave para conseguir el triunfo los de Juan Mari Lujambio lograron un tiempo de 4.35.68, si bien no era suficiente para mejorar el parcial en el ecuador de la regata de Zarautz que seguía siendo el primero.

En el tercer largo Castro siguió a buen ritmo y realizó el mismo tiempo que San Pedro y lograba restar cinco segundos a los de Zarautz. En la tercera ciaboga Castro seguí un segundo por detrás de los zarautarras y mantenía una duda pugna con San Pedro, si bien Urdaibai y Hondarribia no podían seguir el ritmo de los castreños y sampedrotarras.

El último largo fue un mano a mano entre 'La Marinera' y los patroneados por Gaizka Garmendia. Los castreños se mostraron intratables con los morados de San Pedro, se afianzaron en la proa de regata y pusieron rumbo a conseguir un tiempo inferior al de Zarautz que se mantenía como principal candidato al triunfo.

Fue una lucha titánica contrarreloj. Cada palada podía convertirse en decisiva para lograr la victoria, y los patroneados por Lujambio supieron apretar los dientes para no dejar escapar una victoria que tenían a un segundo.

Al fin el esfuerzo había merecido la pena y los rojillos habían conseguido ser más rápidos que Zarautz por 73 centésimas y de esta forma lograr el primer triunfo de la temporada.

La victoria hay que valorarla a un alto nivel, ya que tuvieron un hándicap muy alto los barcos que bogaron en las series segunda y tercera. Este fue el caso de los barcos cántabros, como muestra la clasificación conseguida, por el hasta ayer líder, Urdaibai, noveno, y Hondarribia que concluyó en la décima posición de esta regata de Boiro.