El pasajero accidentado el lunes en la ambulancia falleció ayer en Valdecilla

La familia asegura que la empresa no se ha dirigido a ellos y anuncia que exigirá «las máximas responsabilidades»

REDACCIÓN
El portavoz de la familia aparece señalando con su brazo el lugar de Colindres, próximo a la autovía, donde se produjo el siniestro. / R. S/
El portavoz de la familia aparece señalando con su brazo el lugar de Colindres, próximo a la autovía, donde se produjo el siniestro. / R. S

Sobre las 11,30 horas de ayer, viernes, falleció en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla el vecino de Mondragón, José María Leceta, de 74 años de edad, que permanecía en estado de muerte cerebral desde el pasado lunes, día 25, tras sufrir un accidente en la ambulancia que le trasladaba desde Noja, donde veraneaba, hasta el Hospital Comarcal de Laredo.

Según adelantó este periódico. el conductor de la ambulancia carecía del permiso requerido para manejar este tipo de vehículos, el llamado carné BTP.

En nombre de la familia, su portavoz, Patxi Urribarren, mostró la indignación «por la poca vergüenza que ha tenido la empresa Amberne, que, a día de hoy, ni siquiera ha contactado conmigo», se lamentó.

En segundo lugar, denunció «el hecho de que una empresa contratada por el Servicio Cántabro de Salud (SCS) «contrate a su vez a gente que no está cualificada para conducir una ambulancia».

«No es de recibo -dijo- que tu llames a un vehículo de este tipo para que te salve la vida y, resulta, que pierdes la vida porque te matan en el camino»

«Queremos que no pase más», exigió. «Que José Mari sea el último muerto por estas circunstancias».

La familia exigirá las máximas responsabilidades para que no vuelva a pasar «y para que haya un mayor control más exhaustivo sobre estas empresas y las personas que contratan».

Indiferencia

La empresa, añadió el portavoz, «se ha tapado y todo el mundo que intenta ponerse en contacto con ella, sólo ha obtenido silencio».

José María Leceta era trasladado en ambulancia por indicación de un médico en Noja. Junto a él, viajaba de acompañante su mujer, María Concepción Ezcurra, de 67 años, quien también resultó herida muy grave como consecuencia del accidente ocurrido en Colindres. Ayer, su estado, dentro de la gravedad, y con respiración asistida, había mejorado levemente.

Otros tres heridos

Hubo, además, otros tres heridos de diversa consideración: el conductor y el acompañante de la ambulancia y el conductor del otro vehículo implicado.

Por este motivo, en el Juzgado de Laredo ya se ha procedido a la apertura de las correspondientes diligencias judiciales.

El accidente ocurrió a las diez y media de la mañana, cuando la ambulancia colisionó contra un turismo modelo Peugeot 307 alquilado por un ciudadano alemán en Bilbao.

Además, como consecuencia del impacto, resultaron afectados con lesiones de distinta consideración el conductor de la ambulancia, su acompañante y el conductor del turismo.

Fotos

Vídeos