La demolición de la nave de talleres completará las obras del puerto

La Consejería de Obras Públicas tiene previsto acondicionar en su lugar una pequeña estructura coronada con una serie de terrazas-miradores Este mes quedará inaugurada la lonja de subasta de pescado y en octubre entrarán en servicio los nuevos pantalanes situados junto a la plaza de toros

ÍÑIGO FERNÁNDEZ
Perspectiva aérea de Santoña, con el muelle nuevo en primer término y el muelle viejo al fondo. La nave de talleres se encuentra en el extremo del muelle nuevo, a la izquierda. / DM/
Perspectiva aérea de Santoña, con el muelle nuevo en primer término y el muelle viejo al fondo. La nave de talleres se encuentra en el extremo del muelle nuevo, a la izquierda. / DM

La conclusión de las obras de transformación del puerto de Santoña, iniciadas hace diez años, se ha convertido en una prioridad para los responsables de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo del Gobierno de Cantabria. De hecho, el departamento que dirige José María Mazón se ha propuesto acometer ya las próximas actuaciones y completar, de éste modo, los trabajos iniciados en 1998.

En concreto, Obras Públicas tiene previsto inaugurar este mes la nueva lonja de subasta de pescado, que lleva incorporada una nueva fábrica de hielo y distintas dependencias administrativas y de hostelería; en octubre se pondrá en servicio la reordenación de fondeos en las proximidades de la Plaza de Toros, con nuevos pantalanes y diques de hormigón flotante; y, por último, en breve se acometerá el derribo de la antigua nave de los talleres portuarios y su sustitución por una nueva plataforma elevada desde la que será posible divisar el conjunto del puerto, a modo de terraza.

Con estas medidas, a las que habría que añadir la reordenación de la zona del antiguo Secadero, de próxima licitación, el Gobierno de Cantabria tiene previsto poner fin a los trabajos de remodelación del puerto de Santoña, que han supuesto el acondicionamiento de nuevas líneas de atraque, la modificación de la bocana de acceso al muelle viejo, la construcción de nuevas bodegas, la puesta en servicio de una nueva lonja y la construcción del edificio-mirador en la zona comprendida entre el muelle nuevo y el muelle viejo.

Nueva lonja

De las tres medidas previstas, la más inminente es la inauguración de la nueva lonja de subasta de pescado, que, de hecho, lleva en servicio por espacio de varios meses. Éste acto se celebra en el transcurso de los próximos días.

La nueva lonja es un amplio edificio que abarca toda la longitud del muelle nuevo, de extremo a extremo. En él se han ubicado servicios muy diversos, como la sala de ventas, la zona de manipulación de la pesca, las zonas administrativas de la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de Puerto, la nueva fábrica de hielo, una nave para el cosido de redes, las dependencias de la emisora de radio y un área destinado a uso de hostelería.

Éste se adjudicará mediante la correspondiente convocatoria de concesión administrativa y, dadas sus amplias dimensiones, podría compaginar los servicios de cafetería y restaurante.

Muelle circular

Otro de los aspectos por resolver para completar las obras de transformación del puerto de Santoña es el acondicionamiento de los pantalanes situados en las inmediaciones de la Plaza de Toros.

En principio, el plan director del puerto de Santoña había previsto habilitar en ése lugar una tercera dársena, que incluso recibió el nombre de 'muelle circular'. Ésta estaba llamada a completar la estructura de los muelles con un dique en redondo que alcanzaría las inmediaciones de la Machina del Sur.

Sin embargo, las dificultades a la hora de tramitar los permisos medioambientales han provocado que, finalmente, Obras Públicas haya optado por otra solución consistente en un cierre formado por estructuras de hormigón flotante y una serie de pantalanes ubicados en el interior de la nueva dársena.

Esta obra viene ejecutándose desde hace algunos meses y, según las previsiones que maneja la Dirección General de Puertos, podría quedar inaugurada y entrar en servicio en el transcurso del próximo mes de octubre, en vista de su avanzado estado de ejecución.

Nave de talleres

Por último, queda pendiente la demolición de la antigua nave de los talleres portuarios, ubicada en el extremo norte del muelle nuevo.

En principio, el plan director contemplaba erigir un edificio de seis alturas, pero esta alternativa ha quedado descartada. Más bien, parece que se ha optado por la opción de acondicionar una pequeña estructura de muy poca altura -permitirá recuperar la perspectiva del puerto desde la carretera de los puentes-, en cuya parte superior se acondicionarán una serie de terrazas-mirador.

Igualmente, está previsto habilitar una serie de accesos a este lugar desde el paseo de los puentes, para facilitar la incorporación de los transeúntes.

Aunque existe una idea general de cómo rematar el extremo norte del muelle nuevo, Obras Públicas no dispone aún del proyecto definitivo para esta zona ni, tampoco, de un calendario que contemple los plazos de ejecución. No obstante, la pretensión del Gobierno de Cantabria es concluir esta actuación lo antes posible para, con ella, poner fin a una década de obras en el puerto de Santoña, cuya configuración se ha transformado y renovado por completo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos