Fallece José María Cirarda, obispo de Santander entre 1968 y 1972

El funeral se celebrará mañana, a las 12 horas, en Mundaca (Vizcaya)

EUROPA PRESS
Monseñor José María Cirarda abraza a dos niños. / DM/
Monseñor José María Cirarda abraza a dos niños. / DM

El Arzobispo emérito de Pamplona y Obispo de Tudela, José María Cirarda, falleció ayer en Vitoria. Cirarda fue Obispo de la Diócesis de Santander entre los años 1968 y 1972.

El prelado de la Iglesia de Cantabria, Vicente Jiménez Zamora, manifestó en su nombre y en el de la Diócesis de Santander, clero, miembros de vida consagrada y fieles laicos, que se une a la familia de Cirarda «en el dolor y la esperanza».

También señaló que ha «elevado a Dios, Señor de la vida y de la muerte, oraciones por su eterno descanso». Al mismo tiempo, da «gracias a Dios por la vida y ministerio» del monseñor fallecido, al que define como un «pastor bueno y fiel», expresando su deseo de que «descanse en paz».

La misa funeral de corpore insepulto se celebrará mañana, día 19, en Mundaca (Vizcaya), a las 12 de la mañana. A ella asistirá el Obispo de Santander acompañado de algunos sacerdotes. Además, Jiménez Zamora celebrará próximamente una misa por el eterno descanso de José María Cirarda en la Catedral de Santander, cuya fecha se comunicará en su momento, informó el Obispado.

Datos biográficos

José María Cirarda Lachiondo fue obispo Auxiliar de Sevilla (1960), con residencia en Jerez, y nombrado prelado de la Diócesis de Santander en 1968. Nació en Baquio (Vizcaya) el 23 de mayo de 1917, cursó sus estudios sacerdotales en Comillas. En Vitoria fue profesor del Seminario, consiliario de la Juventud Católica, director de Cursillos de Cristiandad y magistral de la Catedral.

En el Concilio Vaticano II dirigió las relaciones con los periodistas de España. En la Diócesis cántabra estableció diez Zonas Pastorales y reestructuró los Arciprestazgos, trasladó a Madrid los estudios teológicos y formó el segundo Consejo presbiteral.

Al tiempo que Obispo de Santander fue Administrador Apostólico de Bilbao, y tuvo como Obispo Auxiliar en nuestra Diócesis a Monseñor Rafael Torija de la Fuente.

Pasó a Córdoba en 1972 y a Pamplona en 1978. En marzo de 1993 el Papa aceptó su renuncia de la Archidiócesis de Pamplona presentada por razones de edad.

Fotos

Vídeos