Francia decide dejar libre sin cargos a la dirección de la Batasuna legal

La ministra de Justicia gala desmiente la apertura inminente de un proceso de ilegalización. Los detenidos comenzaron a ser liberados ayer

FERNANDO ITURRIBARRÍA
Francia decide dejar libre sin cargos a la dirección de la Batasuna legal

Las autoridades galas han decidido poner en libertad sin cargos a todos los dirigentes y militantes de Batasuna detenidos el miércoles en la mayor operación desarrollada en el País Vasco francés contra el brazo político de ETA. El Gobierno de París, por medio de su ministra de Justicia, Rachida Dati, desmintió ayer los rumores sobre la inminente ilegalización de una formación autorizada a este lado de la frontera como asociación ciudadana pero sin rango de partido político.

El goteo de liberaciones se sucedió a lo largo de toda la jornada y deberá culminar a lo largo de las próximas horas, según las previsiones de los responsables de la operación. En principio, no se contemplaba el trasladado a París de ninguno de los catorce arrestados el martes para una eventual puesta a disposición judicial al término de las 96 horas de plazo máximo establecido por la legislación para la custodia policial.

La puesta en libertad sin cargos también afectó a los dos únicos detenidos reclamados formalmente por España: Jean François Lefort, imputado en el sumario de Gestoras, y Haritza Galarraga, procesado en la causa de Segi. En ambos casos, los tribunales franceses ya rechazaron en su día las euro-órdenes cursadas por la Audiencia Nacional por entender que los hechos imputados habían sido cometidos, al menos parcialmente, en su territorio. En casi cuatro días de interrogatorios y registros, los investigadores han acopiado una ingente cantidad de documentación interna que ahora van a analizar con detenimiento. Pero no se esperan, en cualquier caso, resultados inmediatos de un trabajo largo y complicado que toma mucho tiempo, sobre todo, en la reconstrucción de los flujos financieros. De ahí que se descarte las apertura inminente de una causa judicial con la ilegalización de Batasuna en el horizonte.

«No me ha sido encomendado este asunto. Por lo tanto, me entero por usted», respondió Rachida Dati en rueda de prensa al ser preguntada acerca de si su departamento había iniciado los trámites para disolver el brazo político de ETA. La ministra de Justicia garantizó que «la cooperación judicial en la lucha contra el terrorismo es total» y subrayó que, «como se ha visto en lo referido a ETA, nuestra política es extremadamente firme».

Militancia política

Jokin Etxebarria, uno de los detenidos, aseguró tras ser liberado que en todo momento fue interrogado sobre su militancia política, lo que le hizo «no hablar y mantener una postura insumisa», porque «estaba claro que su intención era criminalizar Batasuna». «Teniendo en cuenta que no había ningún elemento ni en mi contra ni en contra de los demás, estaba claro que venían a por información política. No hubo malos tratos, pero es inaceptable una actitud así», declaró a la emisora Info7. A su juicio, la operación desarrollada por la Policía no tiene nada que ver «con la línea de actuación de los españoles, sino que el Estado francés ha decidido dar un paso represivo»,

Por otra parte, Cédric Garai, en prisión preventiva desde hace un año por el 'caso Kalaka', va a ser excarcelado en las próximas horas por orden judicial. En esta causa siguen presos Pantxo Flores, Mizel Barnetxe y Xabier Pérez Susperregi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos