Doscientas bicicletas nuevas, en funcionamiento las 24 horas del día

El alcalde explicó que durante el primer año el servicio será gratuito. Los cerca de cien vehículos antiguos se donarán a 'Cantabria por el Sáhara'

MARIANA CORES
El alcalde y María José Gonzalez estrenaron las nuevas bicicletas. / DANIEL PEDRIZA/
El alcalde y María José Gonzalez estrenaron las nuevas bicicletas. / DANIEL PEDRIZA

Santander estrenó ayer bicicletas. Vecinos y turistas pueden disfrutar ya, durante las 24 horas del día, de doscientas bicis nuevas, repartidas por distintos puntos de la ciudad. Durante su presentación, el alcalde Íñigo de la Serna explicó que durante este primer año, el servicio de 'Tusbic' «será gratuito».

Antes de que finalice el año, la empresa concesionaria JCDcaux tendrá instalados las quince estaciones en las que los usuarios podrán recogerlas. Para ello sólo necesitará una tarjeta de débito o crédito o una tarjeta de abonado.

Las cerca de cien bicis del anterior servicio, según aseguró el regidor, serán donadas a la asociación 'Cantabria por el Sáhara', que las repartirá en los campamentos.

También se han incrementado el número de aparcabicis, de los que habrá 25, con lo que en total habrá 250 nuevos puestos para aparcar tanto las bicicletas municipales como las privadas.

El alcalde, que no dudó en probar las nuevas bicis acompañado de la concejala de Movilidad Sostenible, María José González, apuntó que este nuevo servicio «casi nada tiene que ver con el anterior», las mejoras «son espectaculares». Así, los vehículos tienen una caja de cambios para facilitar las cuestas de la ciudad; un manillar más ergonómico, amplio y antideslizante. Los neumáticos son más amplios y el sillín más cómodo. Además tienen catadriópticos con cámaras de aire dentro de las bicicletas e iluminación.

Tarjeta de abonados

La tarjeta de abonado podrá ser solicitada a través del Ayuntamiento, en los centros cívicos o mediante la página web www.tusbic.es, que pronto estará en funcionamiento.

Según María José González, el funcionamiento «es muy sencillo, como en un cajero automático». Los usuarios tan solo tendrán que pasar las tarjetas por el lector de las estaciones, donde obtendrán una clave de abonado, con la que liberarán la bicicleta.

Estas sólo se podrán utilizar durante una hora seguida. Transcurrido este tiempo, podrán cambiarla por otra. Con este método se persigue «es fomentar la rotación, que nadie se quede la bici durante todo el día», explicó De la Serna.

En cuanto al precio que pagarán los usuarios a partir del segundo año, el alcalde indicó que los santanderinos pagarán una cantidad «simbólica» de diez euros al año. También existe la opción de los turistas, que tendrán que desembolsar cinco euros por semana y un euro por día.

De la Serna destacó como un paso «fundamental» el aumentar el número de carriles bici. Señaló que ya hay en marcha tres proyectos, uno de los cuales ya tiene aprobado el proyecto técnico y que unirá el parque de la Las Llamas con la avenida de los Castros a través de El Sardinero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos