Skype espía y ficha los mensajes peligrosos para el régimen chino

PABLO M. DÍEZ

Un grupo de investigadores vinculado a la Universidad de Toronto, Citizen Lab, ha desvelado que la empresa eBay, el famoso portal de subastas en la Red propietario de Skype, también se ha plegado a la censura que impone el Gobierno chino. Y es que el régimen comunista está aprovechando las nuevas tecnologías para espiar las comunicaciones de sus ciudadanos y ficharles en un archivo donde se almacenan todos aquellos mensajes considerados peligrosos.

El mes pasado, Citizen Lab descubrió la existencia de ocho grandes servidores informáticos que guardan más de un millón de mensajes censurados por contener términos prohibidos como democracia, independencia de Taiwán, Tíbet, Falun Gong o Partido Comunista. Tal y como consta en un informe publicado en la web de Information Warfare Monitor, en sólo dos meses se archivaron 166.000 mensajes de 44.000 usuarios chinos de Skype, cuyas direcciones de Internet y nombres también habían sido fichados.

Todos ellos habían utilizado la versión china de Skype, que en este país es suministrada por el Grupo TOM, un consorcio de las telecomunicaciones creado por grandes compañías de Hong Kong. Al parecer, este socio chino de Skype, que contaba con 69 millones de clientes habría permitido que el régimen de Pekín estuviera al corriente de sus conversaciones, convirtiéndose en una especie de gran hermano cibernético.

«Es de conocimiento público que la censura existe en China y que el Gobierno supervisa desde hace años las comunicaciones dentro del país o hacia el extranjero», se justificó el presidente de Skype, Josh Silverman, quien explicó que «TOM tuvo que cumplir las leyes en vigor y estaba previsto que un filtro impidiera la difusión de ciertas palabras o comunicaciones inaceptables».