Los constructores arremeten contra el PP por la planta asfáltica de Ojaiz y la casa de Tetuán

El PP replica que hay estrecha relación entre González Cuevas y el PRC

REDACCIÓN| SANTANDER

La Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria, que preside Fidel González Cuevas, ha lanzado de nuevo duras acusaciones contra el alcalde de Santander y el Partido Popular, que gobierna el municipio, por lo que califica de «nula apuesta» por el empresariado de la región indicando que el gobierno municipal «no duda en mentir para salvaguardar intereses inconfesables». Se trata de un nuevo episodio del enfrentamiento entre la asociación citada y el gobierno municipal sobre las obras de desescombro del edificio que ardió parcialmente en la calle Tetuán y la planta asfáltica en Ojaiz, que trabaja sin licencia desde hace ocho meses, dicen.

La Asociación de Constructores ha entregado al alcalde un acta notarial «que prueba que la planta de Ojaiz prosigue su actividad sin licencia municipal y con el beneplácito el señor De la Serna y de los concejales del PP», indicó ayer en una nota en la que califica de «mentirosos» a los miembros del equipo de gobierno. El acta notarial citado «pone de manifiesto la falta de prudencia del equipo de gobierno que no duda en mentir», dice la nota.

Responden así los constructores «a las afirmaciones vertidas por el concejal de Obras, César Díaz, que la semana pasada con absoluto desprecio a la verdad, aseguró que las instalaciones están precintadas desde el 31 de octubre». Los constructores ha reiterado sus críticas a la «nula apuesta del PP por el empresariado y el empleo de la región» por adjudicar las obras de desescombro en Tetuán a una empresa de fuera de Cantabria. Recordaron los constructores que el PP votó en contra de una moción del PRC en el Ayuntamiento para que se fomentase la adjudicación de obras a empresas cántabras.

Respuesta del PP

Por su parte, el gobierno municipal insistió ayer en que «la planta asfáltica se precintó el 31 de octubre por la Policía Local» y se mostró «asombrado por la estrecha relación entre Cuevas y el PRC a la hora de defender propuestas que vulneran la legalidad. Tras ser cerrada, se comprobó que el precinto había sido retirado y se procedió al inicio de las diligencias policiales correspondientes», dice la nota del Ayuntamiento.

«Es sospechoso el empeño del señor Cuevas por atacar al Partido Popular en el Ayuntamiento de Santander, queriendo hacer ver lo contrario de lo que es», dice la nota del gobierno municipal que advierte que «no vamos a tolerar las graves acusaciones de Cuevas y por eso le pedimos que se retracte inmediatamente y deje de una vez de abanderar públicamente propuestas que vulneran la legalidad en las administraciones».

«No obstante -acaba la nota- si Cuevas conoce que existe actividad en la planta asfáltica lo que debe hacer es ponerlo en conocimiento de las autoridades judiciales pertinentes, de la misma manera que ha hecho el Ayuntamiento de Santander».