Nicola Zigic cayó en la red

Fin al culebrón: el delantero serbio jugará en el Racing lo que resta de temporada. Francisco Pernía cerró la operación el día de Nochebuena en una reunión en París

A. SANTAMARÍA/LAS PROVINCIAS | SANTANDER
El Racing, ¡por fin! ha pescado a Nicola Zigic. / REUTERS/
El Racing, ¡por fin! ha pescado a Nicola Zigic. / REUTERS

Se acabó -¡por fin!- el culebrón. Nicola Zigic jugará en el Racing lo que resta de campeonato, tras el acuerdo alcanzado el 24 de diciembre por el presidente de la entidad racinguista, Francisco Pernía, el jugador y su representante, Milan Calasan. Al final, Pernía se ha salido con la suya y el delantero serbio -la 'niña de sus ojos'- regresa a Santander, a El Sardinero, para apuntalar al equipo de Juan Ramón López Muñiz.

En el recuerdo quedarán ya meses y meses de encuentros y desencuentros, de esperanzas y desilusiones, de anuncios y desmentidos... pero la verdad final es que Nicola Zigic volverá a vestir los colores del Racing y que la afición de El Sardinero se podrá reencontrar con uno de los grandes héroes de las últimas temporadas.

Tal y como informó este periódico, el presidente del Racing logró cerrar la operación el pasado día 24, Nochebuena. Francisco Pernía se reunió en el hotel Sheraton de París, con el jugador y su representante, en un encuentro donde acordaron los términos de su cesión al club que le vio destacarse en el campeonato español.

El cambio de opinión se fraguó el miércoles, víspera de Navidad, en una habitación del hotel. Allí se reunió Francisco Pernía con el jugador y su representante, Milan Calasan. Ambos hicieron ver a Zigic que debía emigrar para no estancarse deportivamente. Y el gigante serbio dio el visto bueno.

La operación, en términos económicos, resultará «enormemente satisfactoria para los intereses del Racing», según explicó ayer a este periódico un portavoz autorizado de la entidad cántabra, puesto que el Valencia se hará cargo de una parte muy importante de la ficha del delantero serbio. Con esta operación, además, quedará saldada la deuda que la entidad che mantenía con el Racing desde el traspaso de Mario Regueiro y que estaba establecida en unos ochocientos mil euros, aproximadamente. El futbolista jugará en el Racing hasta el final del presente campeonato, y el club cántabro no dispondrá, lógicamente, de ninguna opción de compra. En el contrato, además, se ha incluido una cláusula por la que el jugador no podrá disputar el encuentro ante el Valencia.

El ariete percibe dos millones anuales de ficha. El Valencia, por supuesto, paga la parte correspondiente a los cuatro meses transcurridos desde el inicio de la temporada, pero además debe hacerse cargo de un porcentaje - en torno al 30%- del sueldo que resta hasta que concluya el periodo de cesión.

El futbolista se encuentra en Belgrado, donde ha pasado las Navidades con su familia. Tiene previsto regresar este fin de semana a Valencia y desde allí trasladarse hasta Santander para ponerse a las órdenes de Juan Ramón López Muñiz. Hay que recordar que el Racing regresará a los entrenamientos el próximo lunes, día 29, fecha en la podría ser presentado el gigante serbio.

El delantero balcánico regresa a Santander a regañadientes. Pese a su escaso protagonismo desde que llegó a Mestalla, siempre ha creído en sus posibilidades de triunfar en el Valencia. Ya en diciembre del año pasado renunció a enrolarse en la Real Sociedad, donde Iñaki Badiola quería convertirlo en su bandera de cara al asalto a la presidencia del club donostiarra.

La llegada de Zigic al Racing deja a un claro vencedor: el presidente Francisco Pernía. Quizá, el mandatario racinguista ha sido el único que ha creído que era factible el regreso del serbio a Santander y lo cierto es que ha ido sorteando mil y un problemas hasta que al final ha logrado repescarle. Ya lo intentó en los últimos días del mercado de verano, pero la mediación del representante del futbolista, Milan Calasan, lo imposibilitó.

A pesar de que el Racing nunca lo hizo oficial, el club santanderino intentó una argucia legal para que el futbolista se vistiera de verdiblanco aprovechando la marcha, el último día, de Jorge López al Zaragoza -el club maño pagó la cláusula de rescisión-, pero tampoco fue posible.

Más adelante, realizó una nueva tentativa con la lesión 'de larga duración' de Luis Fernández, pero dicha operación no contó con el visto bueno de la Liga de Fútbol Profesional.

Ahora, antes incluso de que se abra el mercado de invierno, Zigic regresa a Santander de la mano de Francisco Pernía. «El presidente no entiende la llegada de Zigic al Racing como una victoria personal», dijo ayer a este periódico un portavoz del club santanderino. «Es simplemente una operación que trata de mejorar a la plantilla del equipo. Se intentó en el verano, y no fue posible. Y no por culpa del jugador», subrayó la citada fuente, que insistió en que si el «futbolista vuelve a Santander es porque él así lo ha decidido».

La llegada de Zigic permitirá a Juan Ramón López Muñiz disponer de mayores alternativas ofensivas para el Racing.

El paso del jugador serbio por el Valencia es un cúmulo de luces y sombras. En apariencia el internacional ha fracasado, ya que ningún entrenador contó con él pese a su condición de fichaje estrella en el último proyecto de Juan Soler. Pero los números abren un interrogante sobre si el jugador ha sido un fiasco o si sencillamente no le han dejado triunfar. En temporada y media apenas ha dispuesto de 1.096 minutos, en los que marcó nueve goles. La media, un tanto cada 137 minutos, cifra más que respetable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos