"Alcalde, el próximo vas a ser tú"

El alcalde del municipio, José Luis Castañeda Velasco, encuentra en una cuadra de su propiedad una pintada intimidatoria, acompañada de un cordero degollado

EUROPA PRESS |SAN MIGUEL DE LUENA
Según José Luis Castañeda, las amenazas son totalmente "incomprensibles" en un momento en el que la normalidad preside la vida del Ayuntamiento. / SANE./
Según José Luis Castañeda, las amenazas son totalmente "incomprensibles" en un momento en el que la normalidad preside la vida del Ayuntamiento. / SANE.

Los hechos, que han sido denunciados ante la Guardia Civil, ocurrieron ayer lunes, pasadas las siete de la tarde, cuando Castañeda acudió a una de sus cuadras y se encontró una pintada con spray en el suelo en la que se leía: 'Alcalde, el próximo vas a ser tú'.

En ese momento, observó que la luz de la cuadra estaba encendida, lo que le sorprendió ya que su mujer había abandonado la estabulación media hora antes. Cuando entró, vio que habían matado a un pequeño cordero y lo habían colgado.

La Guardia Civil acudió a la cuadra e inspeccionó la zona en busca de indicios que puedan llevar a la detención del autor o autores de la pintada y la muerte del animal. En este momento, siguen las investigaciones que se espera den resultado en un corto plazo de tiempo.

En un comunicado, el alcalde destacó que la muerte del cordero y las amenazas, "totalmente inexplicables y rechazables", son aún más "incomprensibles" en un momento en el que la normalidad preside la vida del Ayuntamiento, tanto en el ámbito público como en el privado. "Probablemente la intención de ése o esos desalmados sea desestabilizar y crear problemas y nerviosismo donde no lo hay", afirmó Castañeda.

No obstante, advirtió de que no van a conseguir esos propósitos, porque "la inmensa mayoría de los vecinos quieren la normalidad" y porque las amenazas no le van a impedir desarrollar como hasta ahora su labor en el Ayuntamiento de Luena. De todos modos, lamentó el "disgusto" que estos hechos le han ocasionado a su familia y, en especial, a sus hijas, quienes estaban criando a biberón al cordero degollado, que era regalo de su abuelo.

Castañeda consideró "incomprensible" que alguien pueda mostrarse tan cruel y lamentó que pueda haber personas tan "cerriles" que lleguen a esos extremos para conseguir sus propósitos.

"No lo entiendo, el Ayuntamiento funciona con normalidad y trabajamos por el progreso y el bienestar de todos los vecinos de Luena, el ambiente es bueno y sólo hay pequeños incidentes siempre producidos por un pequeñísimo grupo", afirmó el regidor, quien confió en que hechos "tan lamentables" como los de ayer no se vuelvan a repetir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos