Una antología reivindica la voz de Luis Felipe Vivanco, «un desconocido de lujo»

La colección santanderina 'La mirada creadora', con el patrocinio de la Consejería de Cultura, rescata al autor de 'La memoria de la plata' Alberto Santamaría, responsable de la selección, aboga por leer su obra, sin prejuicios, desde otra perspectiva

GUILLERMO BALBONA| SANTANDER
Alberto Santamaría./ CELEDONIO/
Alberto Santamaría./ CELEDONIO

«Un desconocido de lujo. Un poeta encerrado en una especie de peligrosa tumba, es decir, de nicho de las etiquetas». La memoria y la voz del poeta Luis Felipe Vivanco es objeto de rescate y reivindicación a través de la antología que ahora ve la luz desde Cantabria. El autor de 'La memoria de la plata' asoma al panorama editorial del presente gracias a la iniciativa de la colección santanderina 'La mirada creadora', dirigida por Elda Lavín e impulsada por la Consejería de Cultura. Los poemas de Vivanco configuran el quinto volumen de una colección que arrancó con el presente poético de Rafael Fombellida.

Cultura patrocina este nuevo libro de la colección, una entrega integrada por una selección de poemas, cuya introducción ha sido realizada por el poeta y escritor cántabro Alberto Santamaría. 'La mirada creadora' acoge y presenta esta antología poética de Vivanco bajo el epígrafe 'El alma de un oso blanco'.

A juicio de Santamaría, el tanteo en torno a la obra de Vivanco «ha venido prefigurado por una serie de prejuicios unas veces literarios y otras -por desconocimiento- de carácter político». Esto ha implicado que su obra, o parte de su obra -reflexiona el artífice de esta edición-, «haya permanecido como un núcleo poco importante dentro de una generación con nombres como los de Luis Rosales o Leopoldo Panero. Muestra de ello es el hecho de que durante 2007, en el centenario de su nacimiento, en un país como el nuestro tendente a celebrar todo, apenas su nombre haya ocupado líneas en las principales revistas, suplementos o editoriales».

Santamaría recuerda que en 2001 «la mala suerte volvió a planear sobre este poeta. Ese año se publicaron, al fin, sus obras completas. El proyecto consistía en editar su poesía completa, así como su obra ensayística. Sin embargo, no parecía el momento adecuado. La escasa repercusión de la obra, y las escasas ventas, provocaron que el proyecto se viniese abajo».

En cualquier caso, explica, vieron la luz los dos primeros tomos, que parece serán los únicos por ahora, donde se incluía su poesía completa. «Esperemos que a no mucho tardar podamos ver, de la mano de alguno de sus principales estudiosos, nuevas ediciones de su obra, fundamentalmente de la obra ensayística».

Experimentación

El director de la revista 'Nadadora', autor de varios ensayos, se pregunta si este es el mejor momento para volver sobre Vivanco. «Es difícil responder. Fundamentalmente su última obra, así como los poetas representables de 'Lecciones para el hijo', nos muestran a un poeta cuya experimentación emparenta con algunos de los movimientos estéticos actuales, a pesar, evidentemente, de las distancias ideológicas o temáticas.

La lectura de este último Vivanco no dejará indiferente. Se trata de leerlo desde otra perspectiva, desde la perspectiva del presente, dejando a un lado prejuicios, y ahondando en lo que verdaderamente importa, su obra», subraya Santamaría.

La selección de los textos incluidos en 'La mirada creadora' responde a un interés preciso por mostrar, en una pequeña dosis, la obra del poeta.

La Consejería patrocina esta colección con el fin de «enriquecer el ámbito editorial de la poesía en nuestra región, ofreciendo al lector una selección de obras de poetas muchas veces inéditas».

En este sentido, el titular del departamento Javier López Marcano expresa su satisfacción por la aparición de una nueva entrega de una colección que nació hace más de dos años con «vocación de permanencia, y que cumple a la perfección con uno de los pilares de este departamento que es el impulso de la política editorial, y más cuando ocurre en este caso, se trata de poesía».

Alberto Santamaría apunta que, en este volumen, el objetivo de la edición no es otro que el de «mostrar para el presente a un poeta que ha permanecido en los márgenes de la literatura española, en ocasiones por méritos propios, pero en la mayoría de las ocasiones por pereza, desidia o por desconocimiento de buena parte de su obra». Asimismo, el hecho de que el poeta comulgara, inicialmente, con los principios ideológicos de Falange -formación con la que acabaría rompiendo sin ser perdonado por ninguno de los bandos- o que sus dos mejores libros en opinión de Santamaría -Memoria de la plata (58) y Prosas propicias (libro póstumo de 1976)- no se tuvieran en cuenta ni por la crítica ni por los lectores, han contribuido a «situar la figura del poeta en una injusta tierra de nadie». Santamaría aglutina en este trabajo, cuyo origen se debe nuevamente «al pulcro trabajo de la Imprenta Bedia», poemas de cinco libros de Vivanco.

La colección santanderina inició su andadura en 2006 con 'La propia voz' de Fombellida, a la que siguió 'Una verdad sencilla y otros poemas' de Philip Levine; 'Las erres del amor' de Odysseas Elytis, y el último volumen estuvo dedicado a Salomón.

Estudió arquitectura

Fue colaborador

Entre sus libros destacan:

Desarrolló igualmente una intensa carrera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos