El alcalde afirma que está «tranquilo» en el caso de la 'Finca del Obispado'

Está imputado junto a cinco ediles en un presunto delito de prevaricación en Cóbreces

LETICIA MENA| SANTANDER

El alcalde de Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones, tendrá que declarar como imputado junto a los cinco ediles de su equipo de gobierno en un presunto delito de prevaricación por las decisiones que han bloqueado una promoción de viviendas en la 'Finca del Obispado' de Cóbreces. Bretones asegura sentirse «muy tranquilo» porque cree que «el caso no tiene ni pies ni cabeza».

La medida judicial tiene su origen en la querella presentada hace unos meses por la inmobiliaria Arrendamientos Castilla, ya que esta empresa considera injustas las resoluciones adoptadas por el equipo de gobierno, que le impiden la construcción de 80 viviendas en la denominada 'Finca del Obispado'. Bretones recuerda que el contencioso tiene su origen en 2004, cuando la promotora Orbovisa adquirió en 240.000 euros la citada finca con el compromiso verbal y nunca escrito de construir 40 viviendas sociales. Pocos meses después Orbovisa vendió el terreno a Fadesa por el triple de lo que le costó y esta última empresa revendió la finca a Arrendamientos Castilla. Pronto surgieron las desavenencias entre el Ayuntamiento y esta última empresa ya que pretendía construir una urbanización de 81 viviendas.

Sólo viviendas sociales

El Pleno rechazó esta propuesta, que además promovió una modificación de las Normas Subsidiarias para posibilitar la construcción de viviendas de protección oficial. La empresa dice que el primitivo convenio urbanístico no contemplaba de forma expresa que el solar fuera para construir viviendas sociales y, por ello, defiende su derecho a urbanizar la parcela de acuerdo a sus intereses. Ante la negativa de la Corporación, la promotora acudió al Juzgado con una denuncia contra el alcalde y el equipo de gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos