Albert Díaz y Xavier Mut, pianistas versátiles y creativos

RICARDO HONTAÑÓN

El nuevo ciclo de conciertos educativos de la Fundación Marcelino Botín es sumamente atractivo. Y si con la etiqueta de 'Un libro abierto' quiere interrelacionar el arte sonoro con la literatura, tema de gran amplitud glosado espléndidamente por Luis Mazorra Incera en la prolija y documentada introducción a esta serie, bien se puede afirmar que el concierto brindado por el dúo pianístico formado por Albert Díaz y Xavier Mut ha centrado muy bien la intencionalidad de este evento, presentado y coordinado por Luciano González Sarmiento.

'Cuentos y leyendas' fue el leit motiv del concierto que se comenta. Se trató de un recital duro para los intérpretes por doble motivo: por las exigencias de abordar partituras en las que no caben gangas efectistas y en el que hay que cuidar una diversidad estilística que por otra parte tiene intrínsecos vínculos. Y es que a la gran imaginación que este dúo puso al 'M amere 'L'Oye de Ravel', ejemplo del arte 'ultra pulido', al decir de Falla, sucedió el desenfadado 'Scaramucche de Milhhaud', cuya 'Brasileira', impecablemente tocada, muy bien puede conectar con Xavier Monsalvaltge, maestro al ahondar en el mundo de la habanera, en el del chotis o el de la jota. Y por si esto fuera poco, todavía se pudo escuchar el 'Blanco y negro' de Debussy, siempre con sus armonías renovadoras, o ese paradigma del virtuosismo que son los 'Tres movimientos de Pretruska' stravinskianos, caballo de batalla para cualquier artista que se precie y que en esta ocasión pusieron un brillante broche a un concierto de fuste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos