El colegio de las Esclavas recibe a la superiora mundial de la orden

La japonesa Inmaculada Fukasawa, elegida en 2007, participó en el 'Día de la paz'

MARIÑA ÁLVAREZ| SANTANDER
Inmaculada Fukasawa con la directora, Marta Díez, y los alumnos de Las Esclavas. /SANE/
Inmaculada Fukasawa con la directora, Marta Díez, y los alumnos de Las Esclavas. /SANE

El colegio de las Esclavas de Santander recibió ayer la visita de la superiora general de la congregación del Sagrado Corazón de Jesús, Inmaculada Fukasawa, que durante estos días se encuentra en la capital cántabra para conocer algunos centros y los proyectos que se llevan a cabo dentro de la orden.

Acompañada por la directora del colegio, Marta Díez, Fukasawa fue testigo de la celebración del 'Día de la paz' en las Esclavas (centro situado en el Paseo Pérez Galdós), en la que participaron cerca de mil alumnos. que entregaron un obsequio a la superiora general y soltaron una paloma en su presencia dentro de las instalaciones deportivas.

Es la primera vez que Inmaculada Fukasawa, designada como superiora en febrero de 2007, visita Cantabria, y en su estancia en las Esclavas mantuvo diversas reuniones con las monjas y el equipo directivo.

Nacida en Yokohama (Japón) en 1946, su nombre original es Mitsuyo, y recibió el de Inmaculada cuando tomó los votos en la congregación, después de estudiar en el colegio de las Esclavas de la ciudad de Ofuna.

Tras cursar la carrera de Filología Española en Tokio se doctoró en la Universidad de Navarra y, de regreso a su país, ejerció como superiora provincial hasta su reciente designación en Roma como máxima autoridad de la congregación de Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, presente en 22 países, con 158 centros repartidos por todo el mundo y un total de 1.400 monjas adscritas a la orden.