Expediente, hechos oficiales y sanciones

REDACCIÓN| SANTANDER

«Tomaremos en el momento adecuado todas las medidas para sancionar una acción que no se debe hacer». Así volvió a expresarse ayer la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria a la hora de referirse a la supuesta implicación de un trabajador de la empresa pública Sicán en los insultos y amenazas proferidos contra concejales de Santander e internautas de la web de El Diario. Dolores Gorostiaga reiteró que por parte del Ejecutivo y de la empresa pública Sicán sólo hay constancia de una petición del Juzgado referida a la posible conexión entre unos domicilios y los empleados de Sicán. La vicepresidenta subrayó que para proceder a la apertura de un expediente -«que es lo que procede»- debe existir una comunicación «expresa de los hechos denunciados», que en la actualidad no existe. Gorostiaga aclaró que desde el Gobierno no se van a tolerar este tipo de comportamientos, «sea quien sea el que lo haga», y aseveró que los medios de trabajo que se ponen a disposición de los empleados públicos «son eso, medios de trabajo». Tras la denuncia, se trasladó asimismo a «todo el Gobierno» cuál es la «forma de comportamiento» que se tiene que hacer en relación a estos asuntos. «A día de hoy -añadió- el Gobierno de Cantabria no tiene comunicación, más allá de los medios, de quién es y de qué se le acusa». Gorostiaga reiteró que tras la petición judicial, no se supo más del tema hasta el pasado sábado, cuando De la Serna realizó la denuncia «en los medios».