Reunión del Consejo Regional

REDACCIÓN| SANTANDER

El Gobierno de Cantabria mantendrá la veda de la caza de rebeco y de la tórtola común en la temporada 2009-2010 y, en la modalidad de rececho, el número de cazadores no podrá ser superior al de corzos. Estas son algunas de las novedades de la Orden anual de Caza, que se ha analizado en una reunión el Consejo Regional de Caza.

En caza mayor, la orden establece el uso de precintos para las piezas abatidas, con el fin de llevar a cabo un control más efectivo de la actividad, evitar el furtivismo y aportar una garantía, tanto para cazadores como para los titulares de los terrenos cinegéticos.

En la reunión se presentó también el borrador de Decreto que desarrolla la organización administrativa contemplada en la Ley de Caza de Cantabria, ante la necesidad de actualizar toda la normativa en esta materia. El borrador, fue remitido para la recepción de sugerencias a los ayuntamientos, las asociaciones conservacionistas, las sociedades de cazadores, la Federación Cántabra de Caza, la Asociación de Cetrería y Protección de Aves de Presa de Cantabria y a técnicos medioambientales.

Fotos

Vídeos