Un joven pescador de Vargas logra en el río Nansa el 'campanu' de la temporada

Roberto y Antonio, en los extremos, con Ángel y Román./ SANE/
Roberto y Antonio, en los extremos, con Ángel y Román./ SANE

Roberto Gutiérrez, de 34 años, fue el pescador que echó a tierra el primer salmón capturado ayer en Cantabria. Lo fue en el corto 'El Bejar' del río Nansa. La pieza pesó 5,470 kilos, por la que Antonio Núñez, dueño del restaurante Bar del Puerto, en Santander, le pagó 2.500 euros. Este 'campanu' también lo ha sido de todo el Cantábrico, algo que, salvo en los años 1999 y 2004, no sucede fuera de Asturias en el primer día de la temporada.

El salmón lo prendió Roberto alrededor de las tres de la tarde, prácticamente hora y media después de echar la caña a cucharilla. La pieza picó el señuelo en el denominado 'pozo Bejar' y sus compañeros de cuadrilla Ángel Fernández y Román Gutiérrez, le ayudaron para concluir el lance. El salmón, según señalan, carece de 'chip' y no es de repoblación. Éste es el segundo 'campanu' que obtiene Roberto, criado en Vargas a la vera del Pas e hijo y ahijado de dos grandes pescadores como Román y 'Gelín el Pasiegu', respectivamente; el anterior lo sacó en 2001, en el tramo abierto del Pas en Renedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos