Muere Jarre y el cine enmudece

Escribió la música de 'Doctor Zhivago', 'Ghost', 'Lawrence de Arabia', 'Único testigo', '¿Arde París?' y casi 200 filmes más, y ganó 3 Oscar

CÉSAR COCA
Maurice Jarre recibió un Oso honorífico el pasado febrero en el festival de Berlín. / REUTERS/
Maurice Jarre recibió un Oso honorífico el pasado febrero en el festival de Berlín. / REUTERS

El cine ha perdido a uno de sus compositores más célebres. Maurice Jarre, autor de las bandas sonoras de 'Lawrence de Arabia', 'Doctor Zhivago', 'El día más largo', '¿Arde París?', 'Pasaje a la India' y 'El hombre que pudo reinar', como títulos más destacados entre un total de casi 200, murió en la noche del sábado en Los Ángeles, a los 84 años, víctima del cáncer. Había nacido en Lyon y a comienzos de los sesenta se afincó en EE UU, país cuya nacionalidad adquirió y donde consiguió los mayores éxitos de su carrera. Durante cuatro décadas colaboró con los directores de cine más importantes de su tiempo: de David Lean a Alfred Hitchcock, pasando por Visconti, Kazan y Huston.

Maurice Jarre estudió música pese a la oposición de su padre, se formó como percusionista y pronto entró en contacto con el mundo del cine. Durante unos años dirigió el Teatro Nacional Popular de Villeurbane y en 1961 se encaminó a Hollywood. Lo que en principio era una aventura de unos meses se convirtió en una nueva vida porque nada más llegar firmó dos soberbias bandas sonoras: las de 'El día más largo' y 'Lawrence de Arabia'. Esta última le valió el primero de su tres Oscar y el inicio de una fructífera relación con David Lean, el director a cuya obra se encuentra asociada en mayor medida su música. La prueba irrefutable es que escribió cuatro partituras para filmes suyos y recibió por ellas tres Oscar: los otros dos fueron para 'Doctor Zhivago' y 'Pasaje a la India'.

Durante unos veinte años, trabajó con intensidad creando melodías inolvidables de un intenso lirismo (el tema de Lara de 'Doctor Zhivago'), subrayando el tono épico de la narración (el tema principal que suena en el plano interminable en el que el protagonista se acerca a la cámara en mitad del desierto en 'Lawrence de Arabia', 'El día más largo', 'El hombre que pudo reinar', '¿Arde París?'...) o incrementando el suspense ('Topaz', 'La noche de los generales'). Jarre componía a un ritmo que parecería imposible para alguien que no estuviera tan bien dotado para imaginar el sonido que debía acompañar a las imágenes y que no tuviera tantas obligaciones: «Debes hacerlo cuando, como en mi caso, uno ha tenido varios divorcios y mantiene a ex esposas con gustos caros», confesaba con ironía.

A partir de los ochenta, como si quisiera competir con su hijo Jean-Michel, comenzó a usar sintetizadores. Tuvo aún algunos éxitos en filmes como 'El año que vivimos peligrosamente' o 'Ghost' (donde se limitó a arreglar una pieza de The Righteous Brothers) y sobre todo 'Pasaje a la India'. Pero su tiempo parecía ya terminado ante el rumbo que tomaban el cine y los nuevos compositores de bandas sonoras. Retirado hace casi una década, en los últimos años recibió numerosas distinciones. La última, el pasado febrero en la Berlinale.

Aunque Jarre sólo tuvo una colaboración con el cine español ('Tamaño natural', de Luis García Berlanga), uno de sus temas es aquí muy célebre: el vals del anuncio de la Lotería de Navidad, que fue creado para 'Doctor Zhivago'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos