El AVE Santander-Bilbao da el primer paso con el inicio del estudio ambiental

Sota afirma que es «un avance real del proyecto» y también señala que la alta velocidad «avanza hacia el Norte» tras adjudicarse el tramo Valladolid-Palencia

TEODORO SAN JOSÉ| SANTANDER
Juan José Sota, acompañado del director de Transportes, muestran un plano de la obra. A la derecha, el tramo Valladolid-Palencia. / SE QUINTANA/
Juan José Sota, acompañado del director de Transportes, muestran un plano de la obra. A la derecha, el tramo Valladolid-Palencia. / SE QUINTANA

El Ministerio de Medio Ambiente ha iniciado la redacción del Estudio de Impacto Ambiental del corredor del tren de alta velocidad Santander-Bilbao. El consejero de Industria y Transportes, Juan José Sota, indicó ayer que el Ministerio de Fomento ha avanzado ya la redacción del Estudio Informativo y ha pedido a Medio Ambiente que realice las consultas necesarias a administraciones y agentes sociales para elaborar el necesario Estudio de Impacto Ambiental. El trámite supone, afirmó Sota, «el primer avance real de este proyecto».

Sota hizo hincapié en la importancia de dicho trámite administrativo porque «es el primero, el inicial, el que por fin pone en marcha» toda la maquinaria burocrática y legal que permitirá ejecutar una línea «que nos unirá con Europa y con el eje mediterráneo a través de la 'Y' vasca». El referido primer paso supone que instituciones, ayuntamientos, colectivos y ciudadanos ya pueden elevar alternativas y alegaciones sobre el proyecto de Fomento.

Una diligencia, con sus correspondientes plazos, a la que seguirá el estudio de impacto medioambiental. Entiende el consejero que «con este trámite la línea Santander-Bilbao ya está en marcha» y que junto a la línea con Madrid constituyen «un proyecto estratégico para Cantabria».

Sota destacçó en su comparencia, junto al director de Transportes, Marín Sánchez, la reciente adjudicación de los cuatro tramos de la línea entre Valladolid y Palencia: «La red del AVE avanza hacia el Norte». Juan José Sota aseveró que la alta velocidad es «una apuesta clara del Gobierno de España» con Cantabria, que aboga por un sistema ferroviario «de calidad, moderno y que dé respuesta a las necesidades» de la región.

250 millones

La adjudicación de las obras del tramo ferroviario entre Valladolid y Palencia se completó el pasado día 6 y se fijó un plazo de 24 meses para su ejecución. Ese corredor se dividirá en cuatro tramos, para los que Fomento va invertir alrededor de 250 millones: Valladolid-Cabezón de Pisuerga (30 millones), Cabezón-San Martín de Valvení (46), San Martín-Venta de Baños (98) y Venta de Baños-Palencia (85). Sota destacó que una vez ejecutadas esas obras, la apertura de esos 40 kilómetros de alta velocidad acortará otros 18 minutos el tiempo de viaje entre Santander y Madrid.

Sota aprovechó para recordar que «antes de que termine el año» estará adjudicado el ramal de Palencia hasta Alar del Rey. De esa misma línea, de su continuación hasta Santander, el consejero de Industria dijo que hace tres meses se ha solicitado a Fomento que se divida en tres tramos (Alar-Reinosa, Reinosa-Los Corrales y Los Corrales-Santander).

Esa separación permitiría «optimizar los plazos de ejecución» y adelantar los trabajos en los tramos de los extremos en tanto se encuentra la mejor solución medioambiental para el tramo intermedio.