Hoy, manifestación en Santander por la sanidad pública

Los sindicatos denuncian la «incapacidad» de los gestores actuales

REDACCIÓN| SANTANDER

La Junta de Personal del Area de Salud del Area 1 denunció ayer que, en los últimos años, se viene ejecutando «desde dentro del Servicio Cántabro de Salud», un «plan para deteriorar la sanidad pública», a lo que, según señalaron sus representantes, se ha añadido últimamente «algo que hasta ahora no se había producido» y es «el acoso público y privado de los responsables hacia los trabajadores».

Así lo expusieron ayer representantes de la citada organización, en la presentación de la manifestación que tendrá lugar hoy, jueves, a partir de las 19.00 horas. La marcha partirá de la calle Burgos y concluirá ante la sede del Gobierno regional en Peñaherbosa.

La presidenta de la Junta de Personal del Area 1, Arancha Cosío, criticó en rueda de prensa la falta de «talante negociador» de la Administración sanitaria y opinó que «lo están haciendo bastante peor que los anteriores» responsables. Con motivo de la manifestación que se celebrará hoy, jueves, los representantes de la Junta denunciaron que las listas de espera quirúrgica son «cada vez más largas»; la existencia de recortes en las prestaciones; el cierre de camas hospitalarias en verano, y el «descontrol» que existe «con falta de información y participación de los ciudadanos y ocultación de datos» e incluso su «manipulación».

Opinaron que «las órdenes y contraórdenes» posiblemente estén provocadas «por el gran número de directivos que, en lugar de cumplir con las normas que se tiene que regir una empresa pública, se dedican a 'campar' por el sistema como si fueran sus dueños». Recordaron que han pedido la dimisión del consejero de Sanidad, del gerente de Atención Primaria y del de Valdecilla , así como del director de Gestión «por el mal uso que hacen de su cargo».

IU se adhiere

Izquierda Unida de Cantabria manifestó ayer su apoyo incondicional a las acciones que está llevando a cabo la junta de personal en las últimas semanas. La coalición denunció la doble moral del PSOE, que disminuye derechos pese a que su discurso público es contrario a los recortes sociales.