La Gimnástica da primero

Un gol de Loza allana el camino del conjunto torrelaveguense hacia Segunda B El equipo de José Gómez se jugará el ascenso el próximo fin de semana en Azpeitia

A. SANZ| TORRELAVEGA
La Gimnástica se defendió con uñas y dientes ante el Lagun Onak. / D. PEDRIZA/
La Gimnástica se defendió con uñas y dientes ante el Lagun Onak. / D. PEDRIZA

Se impuso la Gimnástica al Lagun Onak por la mínima (1-0) gracias al solitario gol de Loza al comienzo de la segunda mitad, por lo que habrá de esperar al encuentro de vuelta para conocer su futuro en eta fase de ascenso a Segunda B. El resultado puede parecer corto, excesivamente ajustado, quizás, pero lo cierto es que hace justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Fue mejor, en líneas generales, el equipo de Torrelavega, y dispuso de más ocasiones de gol que su rival, que apenas inquietó a Melero. No obstante, lo que importa no es otra cosa que el resultado, que al fin y al cabo fue favorable a los intereses de la Gimnástica.

Demasiada igualdad

A tenor de lo presenciado en el encuentro, la eliminatoria se presume igualada, pero hay motivos para la esperanza y los seguidores gimnásticos pueden seguir manteniendo viva la llama de la ilusión. Primero, porque su equipo no jugó un mal encuentro, ya que encaró el partido con una gran concentración y dominó a su rival. Y segundo, porque el resultado es positivo y no ha encajado ningún gol, lo que le permite encarar el partido de vuelta sin la necesidad de ganar. O sea, que las cosas no van mal.

En cuanto al encuentro en sí, cabe destacar que se disputó en medio de un gran ambiente, con un Malecón lleno y con los aficionados muy volcados con su equipo, al que arroparon constantemente. El primer cuarto de hora de juego se caracterizó por los nervios y por la igualdad, con ambos rivales intentando tomar la medida a su oponente y a la vez tratando de encontrar su sitio en el campo. De estos primeros minutos sólo puede rescatarse una falta ejecutada por Del Olmo que rechazó la defensa guipuzcoana.

Poco a poco la Gimnástica fue tomando el control en el centro del campo y, por tanto, del partido, destacando sobre todo la labor de Siro, que supo muy bien manejar el partido, sin perder balones y jugando con criterio. Hay que decir, por otra parte y para ser justos, que el Lagun Onak resultó un rival serio, incómodo, que supo hacer frente al juego local. Y, aunque apenas creó peligro en ataque, tampoco jugó a la defensiva, ofreciendo en líneas generales una buena impresión.

Poco control

En los últimos minutos del primer tiempo, la Gimnástica perdió el control del centro del campo, aunque dispuso, sin embargo, de la oportunidad más clara hasta ese momento de adelantarse en el marcador, pero Bubu no pudo culminar la jugada tras un pase de Siro.

La segunda parte comenzó a lo grande, con un gol local que hizo vibrar a la grada. Fue Loza quien remató un balón dentro del área tras un saque de esquina y varios rechaces. El tanto le dio la tranquilidad a los de Torrelavega, que no renunciaron a incrementar la cuenta goleadora, pero no estuvieron especialmente finos en ataque y desaprovecharon varias ocasiones. No se descompuso tampoco el Lagun Onak y siguió defendiendo bien y jugando al contragolpe, pero mostrándose manso en el ataque, confiando su suerte al partido de vuelta.

Volcados

Tras pasar muchos minutos sin crear peligro ante la portería rival, los locales se volcaron al final del encuentro hacia el campo rival, pero el segundo gol, que habría supuesto una más que cómoda ventaja, no llegó. El encuentro no dejó un mal sabor de boca a los locales, a los que les basta con no perder y jugar como ayer lo hicieron, ni a los visitantes que, pese a la derrota, mantienen sus posibilidades casi inmaculadas.

Fotos

Vídeos