El PP exige que Revilla aclare las "gravísimas acusaciones" a Marcano

El portavoz del grupo popular, Francisco Rodríguez, ha criticado que no haya "abierto la boca" para dar explicaciones

EFE |SANTANDER

En rueda de prensa, el portavoz del grupo popular, Francisco Rodríguez, ha censurado que el Gobierno de Cantabria no haya "hecho nada" tras las denuncias recogidas por la prensa y la querella contra el consejero presentada por un particular, Ricardo Puente Antuña, por unos hechos que está investigando el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Este diputado del PP ha recalcado que Revilla tiene que "lavar la imagen" de la gestión de El Soplao y de las instituciones de Cantabria que, de otra manera, quedaría "en entredicho".

Rodríguez ha recalcado que el presidente regional debe "defender la honorabilidad" de su Gobierno y de las instituciones de cántabras ante unas acusaciones que, según ha afirmado, están en la sociedad y "en la mente" de los ciudadanos.

El portavoz del PP ha destacado que Cantabria "no puede ser la excepción" del resto de España y, por tanto, se debe defender la "transparencia" y "honradez" de sus instituciones.

Para Rodríguez, "está muy bien que el presidente regional se dedique a cocinar o a hablar del Sporting", pero también "tiene que clarificar a los ciudadanos las denuncias sobre El Soplao".

El portavoz popular ha criticado que el presidente se pronuncie sobre otros casos de presunta corrupción a nivel nacional (en referencia al caso Gürtel, vinculado al PP), y no "diga nada" ante la citación a declarar como imputado "de un miembro de su Gobierno".

"El Gobierno de Cantabria tiene que esclarecer estas acusaciones de máxima gravedad", ha dicho el portavoz popular, que ha explicado que su grupo parlamentario ha presentado una interpelación para que se debata en el pleno del Parlamento, en la que pregunta por las medidas del Ejecutivo para clarificar este asunto.

Sin embargo, ha explicado que esa iniciativa no podrá abordarse, como pronto, antes del día 15, aunque, para el PP, Revilla tiene "la obligación" de pronunciarse antes de esa fecha sobre este tema, que, de ser cierto, supondría "un escándalo".