En Cantabria hay otros 113 megavatios en ejecución

Sota destaca que la energía eólica es la puesta del Gobierno por un nuevo modelo de crecimiento y de desarrollo Gorostiaga firmará en julio un convenio con Red Eléctrica para garantizar la conexión a la red y la evacuación de energía

P. CHATO| SANTANDER
Sota habló ayer ante el pleno de la Cámara de Comercio. / DM/
Sota habló ayer ante el pleno de la Cámara de Comercio. / DM

En Cantabria la energía eólica, llegó, trató de arrancar y paró. Ahora el Gobierno regional se ha puesto el desarrollo de esta fuente renovable de energía como uno de sus objetivos prioritarios. Ayer el consejero de Industria, Juan José Sota, explicó ante el pleno de la Cámara de Comercio de Cantabria la publicación del concurso de que regula la instalación de parque eólicos en la región, e hizo balance de la situación y de la historia.

Sota recordó que a los 1.400 megavatios del concurso de ayer hay que sumar los 113 que se encuentra en la actualidad en ejecución, correspondientes a cinco proyectos que arrancaron antes de la moratoria firmada por el Gobierno en 2001 y que paralizó el desarrollo de esta energía hasta que en marzo pasado un decreto derogó esa moratoria y fijó las bases para su desarrollo.

Este decreto se apoyó en un estudio de la Universidad de Cantabria que fijaba toda una estrategia ambiental para aprovechar esta energía.

Ya hay una pequeña producción de 18 megavatios en Cañoneras, que tiene en construcción su segunda fase hasta alcanzar los 32. A este parque se suman los de Lantueno y Somballe y los de Alto Campoo y La Costana.

En producción

Ayer Sota afirmó que el desarrollo de la energía eólica es «la apuesta por un nuevo modelo de crecimiento y desarrollo para Cantabria» y destacó que el concurso publicado en el BOC y el decreto del pasado mes de marzo son los actos más determinantes que el Ejecutivo regional ha llevado a cabo desde que se fijó como objetivo el desarrollo de la energía eólica en la región.

Destacó que tras la moratoria y con los nuevos planes, la energía eólica ha recibido un impulso que pasa de un objetivo de potencia instalada de 300 Mw a otro de 1.500 Mw. Los nuevos objetivos prevén una aportación de las energías renovables del 56% en la generación eléctrica.

Asimismo, el consejero de Industria anunció que a principios del próximo mes de julio se llevará cabo la firma de un protocolo entre la vicepresidenta de Cantabria, Dolores Gorostiaga, y el presidente de Red Eléctrica, Luís Atienza, que garantiza la conexión a la red y la evacuación de toda la energía producida en los parques eólicos de Cantabria, y que se estima que ronde los mil megavatios.

De esta manera se ofrece la seguridad a los promotores de que su energía podrá ser ofertada en el mercado.

Sota fijó el impacto socioeconómico de los futuros parques y los proyectos que se desarrollaran con ellos en unas inversiones directas de unos 2.000 millones de euros en zonas rurales, con inversiones indirectas y en el fomento de la I+D+i estimados en 300 millones de euros.