Una nueva empresa ya trabaja en el tramo que falta por acabar de la A-67

La anterior adjudicataria de las obras de la Autovía de la Meseta entre Herrera de Pisuerga y Villaprovedo tramita una suspensión de pagos

TEODORO SAN JOSÉ| SANTANDER
Una nueva empresa ya trabaja en el tramo que falta por acabar de la A-67

La maquinaria administrativa ha permitido que una nueva empresa constructora ya se haya hecho cargo del tramo Herrera de Pisuerga-Villaprovedo de la A-67 apenas unos días después de conocerse que la firma adjudicataria del tramo había entrado en suspensión de pagos. De este modo, esta rápida sustitución mitiga el retraso que se acumularía a la demora que ya arrastra la conclusión de esta autovía, señalada ahora para este verano.

La compañía Begar Constru-cciones y Contratas se adjudicó en octubre de 2006 el tramo Herrera-Villaprovedo, de 11 kilómetros, por un montante de 24,4 millones de euros. Pero dificultades financieras dieron lugar a una ralentización en su actividad laboral en esta autovía y, finalmente, han obligado a sus responsables a tramitar una suspensión de pagos. La empresa anunció hace días a los sindicados la presentación de un expediente de regulación, que afectaría a los 860 contratos de su plantilla, e inició los trámites para el concurso de acreedores

Ante esta tesitura, que podría demorar aún más el retraso en la ejecución del tramo -primero fijado para Semana Santa; después para finales de junio, y ahora a lo largo del verano, según dijo recientemente el nuevo ministro de Fomento-, ayer se supo por medio del delegado del Gobierno en Cantabria que una nueva firma, Vías y Construcciones, ya se ha hecho cargo de las obras.

Agustín Ibáñez explicó que las dificultades económicas de la anterior empresa adjudicataria «motivó, primero, un retraso en el ritmo de las obras y, posteriormente, la adopción de las medidas necesarias para continuar la ejecución con una nueva empresa, Vías y Construcciones». Con sede en Madrid (pertenece al Grupo ACS) y especializada en construcción de carreteras, autovías y, sobre todo, ferrocarriles, según Ibáñez ya estaría manos a la obra pues «en este momento está trabajando en el tramo».

Tres tramos son los que faltan por acabar en la A-67: Alar-Herrera, Herrera-Villaprovedo y Villaprovedo-Osorno. El primero de ellos era inicialmente el más retrasado pues hubo que realizar un modificado en el proyecto por cuestiones técnicas, y se amplió el plazo de ejecución. Ello quizá hizo que se trabajara con más parsimonia en los otros dos tramos, y en esto, la crisis afectó a la constructora Begar, al cargo de un tramo considerado 'llave' pues sin él acabado, lo otros dos no serían operativos. A día de hoy el tramo Osorno-Villaprovedo estaría prácticamente terminado; el Alar-Herrera casi acabado y el Herrera-Villaprovedo, muy avanzado.

A este respecto, la vicesecretaria general del PSC-PSOE, Rosa Eva Díez Tezanos apuntó ayer que la obra «se finaliza este verano» y destacó que «se están cumpliendo los plazos. Sólo ha habido un pequeño retraso por motivos ajenos al Ministerio de Fomento».