El PP documenta supuestas irregularidades de Marcano cuando era alcalde de Torrelavega

Presentan informes de 2000/ 2003 con reparos para el pago de facturas a Vélez, implicado en la polémica de El Soplao

I. AROZAMENA| SANTANDER
Marcano, en un momento del Pleno del Parlamento. / SÉ QUINTANA/
Marcano, en un momento del Pleno del Parlamento. / SÉ QUINTANA

El Partido Popular ha presentado diversa documentación sobre supuestas irregularidades cometidas por el consejero de Cultura, Francisco Javier López Marcano, cuando era alcalde de Torrelavega durante los años 2000 al 2003. Los populares presentaron en el Pleno del Parlamento informes negativos del interventor del Ayuntamiento, como un prolegómeno a la gestión de López Marcano en la cueva de El Soplao.

En la sesión del lunes, la diputada popular Tamara González presentó los informes del interventor cuestionando el pago de facturas por importe total de 442.000 euros en los cuatro años, a nombre de la empresa de Sergio Vélez Castellanos (Imass comunicación) implicada también en la polémica por la gestión de El Soplao.

Para la diputada popular se trata de unos hechos que «anteceden» la gestión que «se ha puesto en tela de juicio en los medios de comunicación» por el posible trato de favor por parte del consejero del PRC en el negocio de la cueva.

Expediente

En las facturas cuestionadas, el interventor de Torrelavega muestra sus reparos porque no existe expediente de contratación y por incumplir los «principios de publicidad, concurrencia y objetividad exigible en esta Administración pública».

La factura del año 2000 corresponde a la revista municipal del mes de febrero por importe de 2,1 millones de pesetas y otros 20 millones de pesetas. Las de 2001 se refieren a varias partidas de 20 millones de pesetas y 725.695 pesetas por servicios de azafatas en el Centro Nacional de Fotografía.

En 2002 se presentaron facturas por 6.204 euros por 500 copias de una acuarela de Sobrado, también sin expediente de contratación y en el año 2003 una relación por 177.266 euros por servicio de azafatas, diseño de anuncios y cartelería. El interventor reitera la carencia del pliego de condiciones.

En uno de los documentos, fechado el 7 de febrero de 2003 en Torrelavega, el interventor subraya que por la naturaleza de los suministros y servicios «es evidente que esta empresa actúa como intermediario de otros proveedores, lo que encarece la gestión».

En otro apartado se indica que la regla general es que «estos gastos se realizan sin propuesta de gasto previa lo que elude la fiscalización de esta Intervención y con ello la posibilidad de que el expediente de contratación se tramite correctamente, con carácter previo a la factura».

López Marcano relacionó en el Pleno estos reparos con el hecho de que el concejal de Hacienda fuera en esa época el hoy diputado del PP Luis Carlos Albalá.