Coger el autobús cuesta tres veces más en Barcelona que en Salamanca

M. LORENCI| COLPISA. MADRID

El abono mensual para el autobús cuesta en Barcelona casi tres veces más que en Salamanca. La diferencia de los 47,90 euros que cuesta en la ciudad Condal frente a los 18,20 de Salamanca es del 163%. Es la más alta detectada por un estudio de FACUA sobre las tarifas de los buses urbanos de treinta ciudades españolas. Catorce de ellas tienen abono mensual, con un coste medio es de 32,93 euros, un 4,1% más que los 32,10 del año pasado. Unas tarifas que aumentan en progresión geométrica y con enormes diferencias entre ciudades.

La subida media del bonobús o la tarjeta recargable con derecho a trasbordo fue de un 8,2%, casi seis veces el IPC de 2008, (1,4%). El bonobús sin trasbordo subió un 5,3% y el aumento medio del billete para un sólo viaje fue del 8,1%. Palma de Mallorca, Sevilla y Murcia son las ciudades que más subieron sus tarifas entre las 22 en las que aumentaron.

Un billete sencillo de autobús cuesta en Barcelona más del doble que en Logroño, 1,35 euros frente a 0,56. La diferencia es del 141%. Su coste medio es de 1,03 euros. El de Barcelona es también el más caro, con una subida del 3,9%, seguido de Adeje (Tenerife), a 1,25 euros y sin subidas. Logroño con su billete a 0,56 euros -tarifa que mantiene desde 2004-, Cuenca, con 0,70 -tarifa vigente desde 2007- y Jaén, con 0,87 euros y un incremento del 4,8%, son las ciudades con el billete sencillo más barato. En Murcia la subida del billete sencillo es la mayor del año, 17,7%, seguida de Palma de Mallorca con un 13,6% y Huelva con un 12,5%, en todos los casos diez veces por encima del IPC.