La emblemática y perediana iglesia parroquial de Consolación

Aquí se bautizó al torero santaderino Félix Rodríguez

PACO DE ASON| SANTANDER
Fachada de la iglesia de Consolación. / ANDRÉS FERNÁNDEZ/
Fachada de la iglesia de Consolación. / ANDRÉS FERNÁNDEZ

La parroquia de Consolación, referencia obligada de la castiza calle Alta santanderina, en donde se hizo cristiano, recibiendo el sacramento del Bautismo el torero santanderino nacido en la calle Marqués de la Hermida en el año 1905 Félix Rodríguez, se comenzó a construir en el año 1757 sobre los cimientos de un antiguo hospital llamado de Nuestra Señora de la Calzada, primero, y de Consolación más tarde (la primera cita escrita data del año 1321). Fue maestro de obras Francisco Pérez del Hoyo. Su construcción se terminó el día 3 de septiembre de 1773, siendo bendecida y abierta al culto el día 8 de agosto de 1774.

Este fue el templo de los mareantes del Cabildo de Arriba, de los famosos y esforzados pescadores callealteros cantados por don José María de Pereda en su novela «Sotileza». Aquí, durante siglos, celebraron su fiesta patronal de San Pedro.

En el año 1868, siendo obispo de Santander don José López Crespo, esta iglesia fue elevada a la categoría de parroquia bajo la advocación de Nuestra Señora de Consolación. Su fiesta patronal se celebra el día 15 de agosto.

Fotos

Vídeos