El puerto de Santander capta el tráfico de vehículos BMW y Mini

P. S.| SANTANDER
El puerto de Santander tiene unos estándares de calidad en el movimiento de vehículos de primer nivel. / DM/
El puerto de Santander tiene unos estándares de calidad en el movimiento de vehículos de primer nivel. / DM

A partir del mes de agosto el puerto de Santander será el punto de entrada en la Península Ibérica de vehículos BMW, procedentes de Estados Unidos, y de turismos de la marca filial del fabricante alemán, Mini, procedentes de Gran Bretaña. Está previsto que el volumen anual de vehículos alcance la cifra de 20.000 unidades.

Las gestiones para captar este tráfico, impulsada desde hace aproximadamente un año por la Autoridad Porturia, con su presidente Christian Manrique al frente, en coordinación con la empresa consignataria Bergé y con la línea naviera noruega UECC (United European Car Carriers), se ha cerrado en estos días y constituye una excelente noticia para el Puerto de Santander que, pese a los tiempos de crisis, está recuperando las cifras que se perdieron con la marcha de Toyota a Sagunto. De este modo, Santander es uno de los pocos puertos de España que está captando nuevos tráficos de vehículos, ya que la operación BMW-Mini se suma a otras cerradas recientemente por Manrique con las marcas Peugeot, Citroën, Mercedes Benz, Iveco y Tata.

Para el puerto de Santander, especializado en el tráfico de vehículos, sector donde tiene unos estándares de calidad de primer nivel dado el bajo índice de daños en los vehículos manipulados, esta operación no representa un gran volumen en toneladas, pero sí por contra tiene como aspecto positivo el mucho valor añadido que aporta ya que se trata de tráficos que generan muchos puestos de trabajo y dinamizan la actividad en las campas de Raos.

Modelos

La decisión de los responsables del grupo automovilístico alemán del segmento premium supondrá que anualmente lleguen a Santander unas 8.000 unidades procedentes de la planta situada en Spartanburg (Carolina del Sur) de los modelos BMW X6, X5, X3 y Z4. A éstos se sumarán unas 12.000 unidades de la marca Mini, con sus diferentes carrocerías y motorizaciones, procedentes de la factoría de Oxford.

Anteriormente, estos tráficos de BMW y Mini ingresaban en España por el puerto de Vigo, tras un periplo logístico de los buques que tiene su punto de partida en el puerto de Sabana, al sur de Estados Unidos, y tras sendas escalas en Países Bajos (donde desembarca BMW) y en Gran Bretaña -Portbury- (donde carga los Mini).

Ventajas

Desde Santander, los vehículos se distribuirán por carretera y ferrocarril a los diferentes concesionarios españolas. Esta circunstancia es una de las ventajas que ha valorado BMW para tomar la decisión del Puerto de Santander, además de tener en cuenta otros aspectos logísticos, costes y garantías que ofrecen las instalaciones de Raos 8.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos