Siboney suma la obra de Cruz Hernández al verano artístico

'El tiempo está hecho de luz', su séptima muestra individual en la galería tras participar en las ferias de Colonia, Miami y Chicago

G. BALBONA| SANTANDER
Luis Cruz Hernández. /DM/
Luis Cruz Hernández. /DM

En una de las jornadas más intensas del calendario artístico estival de la capital cántabra, la veterana galería Siboney suma la nueva cita de la temporada con la muestra 'El tiempo está hecho de luz' del pintor Luis Cruz Hernández. La inauguración tendrá lugar a las ocho de la tarde. Hasta el próximo 17 de agosto expone su nueva obra el artista vallisoletano.

En su regreso a la sala de Castelar y a Cantabria, comunidad con la que mantiene un estrecho vínculo artístico desde 1976, año en que expuso en la histórica Galería Rúa de Coco Piris, ha sostenido una regular serie de comparecencias con intensidad desde 1986 a través de la galería Siboney.

Esta séptima muestra individual, después de un año en el que ha participado en las mas importantes ferias internacionales de la mano de la sala mallorquina Galería Ferrán Cano -Colonia, Londres, Miami, Chicago...- toma prestado el epígrafe de la presentación de la muestra, texto de Eduardo Fraile que explora su compartida pasión objetual. Un perfil que subraya cómo en los cuadros de Cruz Hernández «siguen pasando muchas cosas. Y en distintos planos. Esta es precisamente una de sus señas de identidad».

El pintor fue uno de los primeros artistas españoles seleccionados para participar en la selectiva Bienal de Sao Paulo. Han pasado mas de 30 años desde esa comparecencia. El artista explica parte de su trabajo reciente: «No había hecho dibujos y, en esta ocasión, me he decidido a incluirlos en las telas por utilidad, porque encajaban en esta nueva etapa en que regreso a la figuración». Una serie de papeles comprados en una fábrica de París, «muy seleccionados y que dan una pátina muy de los setenta, contrastan con dibujos de grafito clásicos, fotografías digitalizadas e impresas sobre la tela y la propia pintura». Su intención no es contar una historia a los demás, «me la cuento a mí», sino que el espectador se la haga suya. Lo que mueve la obra de Cruz Hernández es «la duda», de ahí que explore en distintas técnicas y lenguajes. Y, desde luego, el juego, «algo fundamental porque si al hacer algo no me divierto, deja de interesarme».

En Siboney exhibe obras en las que el color sigue teniendo gran importancia pero su protagonismo está compartido. Collages llenos de «ironía y frescura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos